Los cinco mejores países europeos donde emprender un negocio

España se encuentra entre los países europeos mejor considerados para el emprendimiento.

Los cinco mejores países europeos donde emprender un negocio

Adaptación del texto original publicado en Business Matters

Spotcap, una plataforma de crédito online, señala a estos cinco países como los más destacados en cuanto a iniciativa empresarial dentro del entramado de la PYME europea.

  1. Suecia. Este país posee un enorme potencial en el campo de las startups, como lo demuestran algunas de las grandes: Spotify, Skype y Soundcloud, lanzadas por emprendedores suecos. Las PYMEs se han convertido en una fuente viable de puestos de trabajo. Gracias a una educación empresarial excelente, la mejora en los sistemas de regulación y un mejor rendimiento del capital en las pequeñas y medianas empresas, Suecia cuenta con un sistema sólido sobre el que fomentar el emprendimiento.
  2. Países Bajos. Los holandeses se sienten orgullosos de su desarrollado sector de startup y de su posición a la vanguardia en la actividad empresarial europea. Según recientes datos de la Comisión Europea, la tasa de emprendimiento en los Países Bajos es un 6% superior a la del conjunto de la UE. Existe una fuerte concienciación sobre la importancia económica de las PYME, por lo que el Ministerio de Economía holandés ha asumido el emprendimiento como una prioridad política.
  3. Estonia. Cuando muchos países europeos se encuentran afrontando una incertidumbre económica, el Estado Báltico ha sorprendido con uno de los endeudamientos públicos más bajos del mundo. En Estonia, la Administración se muestra sensible a las necesidades de las pequeñas empresas. En 2013, Juhan Parts, el entonces ministro de economía, anunció su propósito de hacer de Estonia uno de los mejores países del mundo donde emprender un negocio y presentó la Estrategia de Crecimiento para el Emprendimiento 2014-2020.
  4. España. A pesar de haber sido golpeada por la recesión, España ha acogido el emprendimiento con los brazos abiertos y va camino de convertirse en un motor PYME. Los empresarios generan ya la mayoría de los nuevos puestos de trabajo, y las PYME representan el 65 por ciento del PIB y el 80 por ciento del total de la población activa española. El gobierno español ha introducido una serie de iniciativas para mejorar las condiciones empresariales; entre las medidas, se incluyen recortes de impuestos, programas de financiación y la eliminación de cargos administrativos.
  5. Austria. La Comisión Europea sigue alabando la capacidad de recuperación del sector de las PYME austriaco, que se ha mantenido expandiéndose de forma continua desde 2009. Su acceso a los mercados de Europa Central y Oriental y a su vecina Alemania, le proporciona amplias oportunidades comerciales. Como principal ayuda a la financiación, Austria ha reducido el capital social mínimo requerido para la creación de sociedades de responsabilidad limitada y ha minimizado las cargas administrativas y fiscales. La Cámara de Comercio de Austria ha desarrollado incluso un tipo de prueba de resistencia para las PYME, con el objeto de proteger las iniciativas empresariales.