Tribuna

Efectividad y organizaciones autorreguladas

Desde que los corredores de Bolsa se plantaron bajo un sicomoro en Wall Street y crearon la Bolsa de Nueva York, el papel de la autorregulación en los mercados de valores ha sido objeto de un debate permanente. Mientras que el primer mercado de valores en los Estados Unidos era casi totalmente autorregulado, la supervisión gubernamental de los mercados de valores ha llegado a ser cada vez más compleja, lo que resulta en miles de regulaciones a las que ahora los emisores y los inversores deben adherirse. Este enfoque engorroso y costoso plantea preguntas sobre si el uso de los reguladores de primera línea, como las organizaciones autorreguladas (SRO) tiene un nuevo lugar en los mercados de valores cada vez más complejos e interconectados en todo el mundo.

El reciente informe del CFA Institute Autorregulación en los mercados de valores: transiciones y nuevas posibilidades se ocupa de las cuestiones planteadas actualmente acerca de la continua utilidad de la autorregulación en los mercados hoy en día y pone de relieve el gran potencial que ofrece, especialmente en los mercados emergentes.

En un entorno donde la confianza de los inversores es baja, las organizaciones autorreguladas pueden desempeñar un papel importante en el apoyo a un sistema financiero más sostenible. Para que una organización financiera autorregulada sea percibida como creíble, los inversores y el mercado de valores por igual deben saber que es imparcial, eficiente, y está respaldada por la autoridad gubernamental. A tal efecto, una organización autorregulada eficaz debe demostrar las siguientes características, con independencia de su jurisdicción geográfica:

  1. Autoridad regulatoria, legislativa o delegada, para crear y hacer cumplir sus propias políticas y normas, sujeta a la supervisión formal del gobierno.
  2. Fuertes mecanismos de gobierno corporativo, incluyendo un enfoque en consejos independientes (que, entre otras cosas, contrarrestan la influencia de la captura regulatoria), transparencia y adherencia a un proceso definido de información a la opinión pública sobre las iniciativas de elaboración de normas.
  3. Gestión eficaz y coherente de los conflictos de interés, incluyendo mecanismos transparentes para su resolución.
  4. Procesos y procedimientos predefinidos y transparentes que supervisen y regulen las actividades de sus miembros, incluyendo el establecimiento de estándares de conducta claros y la aplicación de consecuencias a los incumplimientos que sean correlacionadas y consistentes.
  5. Pogramas de vigilancia dotados adecuadamente y técnicamente avanzados que mantengan el paso de la evolución del mercado, incluyendo la capacidad de supervisar productos y sistemas automatizados de negociación cada vez más complejos, fomentando la capacidad de servir como regulador de primera línea.
  6. Programa de implementación que ayude a monitorizar el mercado de valores local, en conjunto con las autoridades gubernamentales, mientras mantiene el ritmo de las actividades y tendencias del mercado, y que aplique la ley y su propio procedimiento de una manera consistente, a la vez que proporciona la protección debida a aquellos sujetos a sus investigaciones.
  7. Mantenimiento de una base de datos actualizada con información sobre las personas reguladas que sea accesible a los inversores y que incluya todas las quejas relevantes de clientes, el historial disciplinario, y las acciones legales y regulatorias adoptadas contra esas personas.
  8. Mantenimiento de procedimientos y sistemas efectivos para detectar y tomar medidas correctoras en caso de interrupciones del mercado o fallos informáticos, con objetivos definidos que apunten a la recuperación ante desastres, a la continuidad del negocio, a la integridad del mercado y a la capacidad de mantener las operaciones para promover mercados justos y ordenados.
  9. Desarrollo de políticas y reglamentaciones basadas en los conocimientos especializados de los miembros de la organización autorregulada, que permitan una capacidad de regular por delante de la curva, a la vez que fomenten y apoyen mercados justos, eficientes y ordenados.
  10. Un proceso de resolución de disputas de clientes que emplee el uso coherente de políticas y procedimientos justos y transparentes, que equilibre eficiencia con protección de inversores al tiempo que proteja los derechos de los acusados.

Linda Rittenhouse es directora de política de mercados de capitales en CFA Institute.

Fernando Lázaro es miembro de CFA Society Spain y responsable de Investment Control & Compliance de BBVA AM.