El negocio que Ecuador puede generar a las pymes españolas

El país ofrece significativas ventajas para los inversores extranjeros en materia impositiva y laboral

Rafael Correa, presidente de Ecuador
Rafael Correa, presidente de Ecuador EFE

América Latina es una región fértil en lo que a oportunidades para las empresas españolas se refiere y Ecuador es un claro ejemplo de ello. De hecho, en este país andino se ha multiplicado por tres la inversión de las organizaciones empresariales de nuestro país en los últimos dos años.

En concreto, en la actualidad existen más de 4.000 empresas que están exportando sus productos y servicios a Ecuador y la inversión directa generada por negocios con sello español ha ascendido a casi el 10% del total recibido por el país en el último año.

Datos que confirman el potencial de este país para las pequeñas y medias empresas extranjeras y, especialmente, para las organizaciones españolas, manifestados en la celebración de la jornada sobre comercio exterior “Lecciones aprendidas: oportunidades de negocio en Ecuador”, organizada por Gedeth Network.

Así, Ecuador reconoce estar buscando empresas españolas que ayuden al país a transformar su modelo productivo, de modo que se convierta en un productor de valor agregado y abandone su modelo de desarrollo basado en la exportación de materias primas. Por ello, desde el gobierno se ha llevado a cabo la puesta en marcha de más de medio centenar de proyectos que incentivan la inversión extranjera en el país y especialmente la española, que les garantizarían la transferencia de tecnología y conocimiento.

En este sentido, el cambio desarrollado por Ecuador en los últimos años es incuestionable. De hecho, a la estabilidad social y política alcanzada se ha sumado la reducción de desigualdades sin perder en lo que respecta a sus índices de crecimiento económico, que se ha mostrado superior a la media de la región.

Atractivos para la inversión

De la misma manera, Ecuador se considera una economía atractiva, en la que las empresas españolas que deseen invertir en ella encontrarán un país abierto, con uno de los impuestos más bajos de América Latina así como incentivos fiscales a las inversiones. En paralelo, también se trata de uno de los estados de la región con mayor flexibilidad laboral, que lo que busca es que ambas partes de la negociación salgan ganando por igual.

Asimismo, en esta jornada también se destacó la oportunidad de negocio que supone Ecuador como país de inversión, al encontrarse en una situación inmejorable en lo que a desarrollo de comercio intrarregional se refiere. Una ventaja fundamentalmente en lo que a invertir a proyectos locales se refiere, pues se llevan a cabo a través de divisas locales y con ellas se multiplican las oportunidades de participar en el fomento de proyectos sociales.