BBVA, Grupo Vips y Supracafé, galardonados en la quinta edición de los Premios Seres

La estrategia empresarial al servicio de la mejora social

Plácido Arango, presidente de Grupo Vips; Ignacio Moliner, director de comunicación y marca de BBVA; Juan Arena, presidente de la Fundación Seres; Ana Sainz, directora general de la Fundación Seres, y Ricardo Oteros, director general de Supracafé.
Plácido Arango, presidente de Grupo Vips; Ignacio Moliner, director de comunicación y marca de BBVA; Juan Arena, presidente de la Fundación Seres; Ana Sainz, directora general de la Fundación Seres, y Ricardo Oteros, director general de Supracafé.

Conseguir que en España se haga más y mejor responsabilidad social corporativa es el objetivo de las más de 100 empresas que se agrupan en torno ala Fundación Seres.Para ello, promueve actuaciones empresariales de carácter estratégico, sostenibles en el tiempo, que contribuyan a la integración social de las personas desfavorecidas. Y pone en valor estas iniciativas a través de los Premios Seres ala Innovacióny Compromiso Social dela Empresa.

“La misión de Seres es trabajar en que las empresas sean percibidas como parte de la solución a los problemas sociales”, destacó Juan Arena, presidente dela Fundación Seres, durante el acto de entrega dela Vedición de los Premios Seres celebrado en el Auditorio Mutua Madrileña de Madrid, que este año han recaído en BBVA, Grupo Vips y Supracafé.

Acción social

La Fundación Seres ha desvelado que las grandes empresas españolas destinaron en 2013 un total de 457 millones de euros, el 2,8% de sus beneficios, a programas de acción social. Este dinero ha ayudado a más de siete millones de personas, tanto en España como en el extranjero, gracias al trabajo de 84.000 voluntarios.

Con motivo del quinto aniversario de los premios, la Fundación Seres ha analizado la evolución de las candidaturas durante este periodo. Entre sus conclusiones destaca que las actuaciones de las compañías han mostrado un giro hacia las necesidades sociales surgidas con la crisis económica y el acercamiento entre empresas y ONG a la hora de desarrollar programas sociales. Entre los grandes retos se encuentra la resolución de problemas como el desempleo, en la que las compañías pueden contribuir de diferentes formas, como lo han hecho las premiadas este año.

BBVA

La Fundación Seresha premiado a BBVA por su iniciativa Yo soy Empleo, puesta en marcha en 2013 para favorecer la creación de 10.000 puestos de trabajo en España en beneficio de personas desempleadas, pymes y autónomos. Para ello, la compañía ha dotado este programa con 26 millones de euros.

“Para BBVA supone un gran honor recibir este premio. Yo soy Empleo ha significado un antes y un después a la hora de afrontar los retos de nuestras sociedades”, expresó Ignacio Moliner, director de comunicación y marca de la entidad financiera, tras recoger el galardón.

Desde el lanzamiento de la plataforma se han concedido 6.900 ayudas económicas directas a la contratación a pymes y autónomos y se han contratado a 5.900 personas. De estos contratos, el 70% son indefinidos. En total, se han registrado 49.544 candidatos, 9.600 empresas se han dado de alta y se han publicado 13.845 ofertas en la plataforma.

“Nosotros servimos siendo un banco con productos financieros, pero, también, poniendo en práctica un programa de RSC muy amplio, desde la educación hasta las microfinanzas y también este programa. Todo lo que hagamos en esta línea de ayudar a la sociedad, sobre todo en un tema como el desempleo en España, que tiene una tasa inaceptable, es bien visto por los clientes, y ojalá pudiéramos hacer más cosas en esta línea”, manifestó Francisco González, presidente de BBVA, con motivo del galardón.

Grupo Vips

De igual modo, Fundación Seres ha galardonado a Grupo Vips por su programa de Formación Compartida, desarrollado en colaboración con Starbucks España yla Fundación Tomillo, para ofrecer a jóvenes de entre 15 y 18 años en riesgo de exclusión social, que han abandonado los estudios antes de completar la educación secundaria obligatoria, una formación completa en hostelería e inserción laboral en el sector de la restauración. El objetivo que persigue este proyecto es incidir, directa o indirectamente, sobre más de 1.000 alumnos dela Comunidadde Madrid.

Este programa, que comenzó en julio de 2013, se apoya en el Centro de Formación Antonio Orozco, en Madrid, dela Fundación Tomillo, concertado conla Administración, e implica a los profesionales de Grupo Vips en la formación de los jóvenes. De esta manera, 171 jóvenes se forman anualmente.

“Nuestro proyecto se fundamenta en dos realidades: por una parte, la dificultad de inserción de los jóvenes que han abandonado los estudios y por otra, la poca conexión que existe entre la formación y la empresa. Por eso decidimos crear un proyecto innovador que contribuyera a cerrar esta brecha y que tuviera impacto a corto y largo plazo”, explica María Calvo, directora de RSC y formación de Grupo Vips.

Los alumnos han realizado prácticas en los restaurantes de la empresa y el 88% de los jóvenes del programa va a continuar con los estudios el próximo curso. “Starbucks y Grupo Vips, por su consolidada experiencia, pueden aportar mucho a los jóvenes a través de formación y prácticas y ofrecerles así una salida en un sector con alta capacidad de inserción laboral”, destaca Calvo.

Supracafé

Por último, los Premios Seres 2014 han reconocido la labor de Supracafé que, desde 1999, apoya a los caficultores, principalmente mujeres indígenas de Cauca (Colombia), para garantizar su avance social y el suministro de café de calidad a través dela Asociaciónde Mujeres Caficultoras del departamento de Cauca.

“Estamos muy orgullosos de que se reconozca que la responsabilidad social forma parte del ADN de nuestra empresa desde sus orígenes y hoy es el pilar estratégico sobre el que se desarrolla nuestro modelo de negocio tal y como recogen tanto nuestro plan estratégico como nuestra visión, misión y valores”, manifiestan desde la compañía.

El objetivo que persigue el proyecto es crear valor desde el principio de la cadena: invertir en origen para desarrollar productos de la más alta calidad, con alto contenido de investigación e innovación, apoyo para la renovación de cultivos y la dotación de infraestructuras y respaldo administrativo y acompañamiento técnico en buenas prácticas. De esta forma, el trabajo en conjunto en cultivos de café de amas de casa y cabezas de familia garantiza un ingreso económico para el sostenimiento de sus hogares, la recuperación de valores de las familias campesinas y la equidad de género.