El empleo en EE UU lleva al euro por debajo de los 1,23 dólares

El Ibex recupera los 10.900 con el bono en mínimos

Parqué de la Bolsa de Nueva York
Parqué de la Bolsa de Nueva York REUTERS

Algunas reuniones del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) son como ciertas novelas. Ganan con una segunda lectura. O esa parece la opinión del mercado. Después de los descensos bursátiles del jueves tras saber que el organismo central no había adoptado novedades en su encuentro mensual, hoy los inversores se quedan con la idea de que las nuevas medidas de estímulo solo se han pospuesto y que llegarán más pronto que tarde. Además, el mejor dato de empleo en un mes de noviembre en Estados Unidos en tres años ha dado el empujón definitivo a las Bolsas para recuperar todo lo perdido en la sesión anterior.

El Ibex, que ya anotaba alzas superiores al 1%, aceleró las subidas tras conocer que la primera economía mundial creó el mes pasado 321.000 empleos para cerrar con una revalorización del 2,64% hasta los 10.900,7 puntos. El índice avanza un 1,2% en la semana y está a solo un 2,6% de sus máximos anuales. Similar comportamiento han anotado las otras Bolsas europeas Hoy se ha confirmado que la economía europea creció dos décimas en el tercer trimestre, tal y como indicó el dato adelantado.

No ha sido la única noticia macro positiva del día. En España, se ha conocido el dato de producción industrial, que sumó en octubre dos meses al alza, al crecer el 1,2% interanual. También desde Alemania se han recibido datos mejor de lo esperado, ya que los pedidos de fábrica experimentaron en octubre un avance del 2,5% respecto al mes anterior, frente al 0,5% previsto, con fuerte repunte de la demanda doméstica, que aumentó un 5,3%.

La reacción pesimista de los mercados a la decepcionante reunión del BCE del jueves se ha evaporado hoy. Así, el euro vuelve a depreciarse con fuerza frente al dólar, sobre todo gracias a la fortaleza la economía estadounidense que demuestran sus datos de paro, y cae hasta las 1,229 unidades del billete verde. En el mercado secundario de deuda han regresado las órdenes de compra. No hay adquisición de deuda inminente por parte del BCE, pero sí está más cerca. Por eso, el interés del bono español a diez años vuelve a anotar nuevos mínimos históricos y se acerca a perder la barrera del 1,8% (cierra la semana en el 1,82%). También sigue a la baja la prima de riesgo, que queda en los 104 puntos básicos.

El mercado ha vivido un movimiento de ida y vuelta. “No hay QE por parte del BCE, pero tranquilos que lo habrá”. Así resume Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp la segunda lectura del mercado a la reunión del organismo central. Este experto, que ve al Ibex en las próximas semanas en un rango lateral entre 10.600 y 11.000 puntos, señala que “las Bolsas suben o bajan en función de las expectativas que se forme el mercado sobre la actuación de los bancos centrales y los índices solo superarán sus resistencias si hay nuevas inyecciones de liquidez”. La opinión generalizada sigue siendo que el BCE comprará deuda. Desde Link Securities afirman que “la red de seguridad que supone el BCE para las bolsas europeas sigue intacta, por lo que continuará haciendo su papel en los próximos meses”.

Los expertos de Nomura creen que el BCE anunciará un programa de compra de activos de entre 400.000 y 500.000 millones que incluirá deuda soberana. “Nuestra previsión de inflación, que es todavía cinco décimas inferior a la del BCE para el primer trimestre del próximo año, es una condición suficiente para que el organismo anuncie la compra de deuda pública en su reunión del 22 de enero”. Eso sí, la firma nipona añade que no cree que el QE contribuya a cambiar el panorama económica en la zona euro.

Desde Barclays también creen que el BCE anunciará la compra de deuda pública en su próxima reunión porque para entonces se conocerá el resultado de la segunda TLTRO y la opinión de la Justicia europea sobre el programa OMT. Además, “esperamos que la inflación de la zona euro en diciembre caerá al 0% y que las expectativas de inflación bajarán, lo que añadirá presión a todos los miembros del Consejo del BCE para apoyar nuevas medidas incluido el programa de compra de bonos soberanos”.

El petróleo sigue con su imparable descenso, lo que también afectará a las perspectivas de inflación. Hoy, el barril de crudo Brent descendió hasta los 67 dólares, su nivel más bajo desde 2009, mientras que el West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajó hasta los 65,5 dólares.

En Wall Street, el buen dato de empleo es un buen impulso para despedir la semana con ganancias. Después de los leves descensos de ayer, hoy la Bolsa estadounidense opta por las subidas. Tras dos horas de sesión, los principales índices de Wall Street anotan subidas del entorno del 0,3%.