Cómo mantener funcionando un negocio durante las vacaciones

A muchos emprendedores les asalta la duda y preocupación a la hora de decidir si cerrar o no sus negocios durante los días de vacaciones. Echa un vistazo a estos consejos y verás como es posible disfrutar de tus vacaciones mientras tu empresa sigue funcionando con normalidad.

Mantener el negocio funcionando durante los días de vacaciones

Adaptación del texto original publicado por Melinda Emerson en Small Business Trends

Ante la proximidad de las vacaciones navideñas, muchos emprendedores pueden sentirse indecisos sobre si cerrar o no sus negocios durante esos días, y a la vez, preocupados ante la idea de perder ventas o dejar pasar oportunidades. Sin embargo, tomarte unas vacaciones es absolutamente compatible con mantener funcionando tu empresa, aquí tienes algunos consejos para hacerlo:

  1. Escoge a un responsable. Si deseas que tu negocio siga en marcha durante tu ausencia, como mínimo vas a necesitar un punto de contacto para incluirlo en tus emails de respuesta automática, de manera que si alguien necesita algún tipo de ayuda inmediata, pueda obtenerla. Lo mejor es incluir los datos de dos responsables para que puedan atender adecuadamente a los clientes en caso de necesitarlo. Asegúrate de que las personas que van a estar a cargo actuarán con seguridad y responsabilidad en sustitución tuya. Repasa con ellos todos los protocolos y dudas que puedan tener e intenta disuadirles de ponerse en contacto contigo a menos que se trate de una verdadera emergencia. Concédeles la posibilidad de tomar decisiones en tu ausencia.
  2. Deja programado el marketing. Un aspecto que resulta fantástico de la herramientas de marketing actuales es que pueden programarse con antelación sus actualizaciones en las redes sociales y blogs. Ni siquiera se tiene por qué saber que no estás trabajando. Saca algún tiempo para dejar todo este tema programado, y también sería útil que dejaras redactadas algunas publicaciones previamente, para que se publiquen en los días en que vas a estar ausente.
  3. Ata los cabos sueltos. Consulta el vencimiento de las facturas y posibles reuniones que ya tengas concertadas para los días de vacaciones. Asegúrate de dejarlo todo organizado para que no queden recibos sin pagar ni tampoco defraudes a nadie en caso de no asistir a cualquier evento ya programado. Cuanto más atención prestes en los detalles ahora, más tranquilo pasarás tus días de descanso y menos sorpresas desagradables te llevarás a la vuelta.
  4. Relájate. Tu negocio se mantendrá bien. Más que los aspectos operativos, este es el punto más difícil para muchos propietarios de negocios. Lo cierto es que se muestran convencidos de que sus negocios se vendrán abajo si ellos no están. Pero la verdad es que tu empresa puede seguir funcionando sin ti, tanto si trabajas como emprendedor independiente como si formas parte de un equipo. Si has hecho saber a tus clientes que vas a estar fuera y te has encargado de supervisar todo lo necesario con antelación, podrás relajarte y disfrutar tranquilamente de tu tiempo libre.