La Audiencia Nacional anula cuatro liquidaciones que suman 25 millones

Telefónica gana cuatro sentencias por la Tasa General de Operadores

Corresponden a los ejercicios de 2010 y 2011

Telefónica también recurrió las liquidaciones de 2012 y 2013

El regulador tiene provisionadas todas las liquidaciones recurridas

Sede de Telefónica.
Sede de Telefónica.

Telefónica se ha apuntado una victoria en el litigio que mantiene con las autoridades reguladoras de las telecomunicaciones a propósito de la llamada Tasa General de Operadores. Y es que la Audiencia Nacional ha estimado los recursos contencioso-administrativos presentados de la compañía, a través de sus filiales Telefónica de España y Telefónica Móviles España contra las resoluciones del Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC), por las cuatro liquidaciones de esta tasa, correspondientes a los ejercicios de 2010 y 2011.

En total son cuatro liquidaciones que suman 25,5 millones de euros (5,44 millones, 7,83 millones, 7,29 millones y 4,96 millones). Las sentencias de la Sala de los Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, publicadas en el Repertorio de Jurisprudencia del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), anula las citadas liquidaciones, obligando a su devolución. La tasa era gestionada por la Comisión Mercado de Telecomunicaciones (CMT), que ahora está englobada en la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC).

En sus resoluciones, la Sala se ajusta a los fundamentos de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 21 de julio de 2011 [C-284/10], e indica que el modo de proceder de la CMT, al no aportar los datos exigidos con las especificaciones solicitadas, ni razonar los motivos de su omisión, impide la labor del Tribunal de comprobar si la tasa se ajustó a los parámetros obligados según el Derecho Comunitario, resaltando que la gestión de la tasa controvertida debe observar el principio de transparencia asimismo exigido en la Directiva.

A juicio de la Audiencia Nacional el regulador no acreditó, tanto en el procedimiento administrativo como en el proceso judicial, “la equivalencia entre los gastos derivados de las actividades de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones relacionados con la gestión, control y ejecución del régimen establecido en la Ley General de Telecomunicaciones (LGT) y los ingresos procedentes de la exacción de la tasa por esas mismas actividades”.

Las sentencias de la Audiencia Nacional todavía no ponen fin a este litigio referente a la Tasa General de Operadores. Las citadas resoluciones indican que las partes personadas tienen la posibilidad de presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo (la sala tercera).

La Tasa General de Operadores, que inicialmente ascendía al 1,5 por 1.000 de los ingresos de explotación de las compañías, era gestionada por la CMT, que siempre se basaba en lo que el Gobierno establecía por ley en los presupuestos generales del estado.

El regulador, en cualquier caso, ha ido provisionando cada una de las liquidaciones recurridas.

De todas maneras, todavía hay más recursos pendientes. Y es que, según fuentes del sector, Telefónica todavía tiene recurridas las liquidaciones de los años 2012 y 2013.

La ‘teleco’ recupera los 13 euros en Bolsa

Telefónica mantuvo ayer su racha alcista. Sus acciones subieron un 1,55% hasta 13,11 euros. Unas cotas que la operadora no alcanzaba desde julio de 2011. Con este avance, su capitalización bursátil superó los 59.663 millones de euros. Desde enero, las acciones acumulan una subida del 10,77%, si bien, desde el pasado 16 de octubre, cuando registró su mínimo anual, los títulos han rebotado un 21%.

Entre otros movimientos, la operadora se vio favorecida ayer por la mejora en la recomendación por parte de Nomura, desde reducir a neutral.

Lo cierto es que el conjunto del sector europeo de las telecomunicaciones ha mantenido un rally alcista en las últimas semanas, a caballo del proceso de consolidación ya en marcha en muchos países del Viejo Continente. Un escenario que provocará una reducción del número de operadores, lo que se traducirá en una disminución de la competencia con la consiguiente mejora de las cuentas de las empresas del sector.

En este sentido, Telefónica se verá favorecida por la reducción del número de operadores en mercados claves para la empresa como Alemania, Reino Unido, Brasil y la propia España.