Un golpe para Microsoft, sobre todo en el mercado chino

Huawei abandona Windows Phone porque no les da dinero

Una persona pasea junto al logo de Huawei en sus oficinas centrales.
Una persona pasea junto al logo de Huawei en sus oficinas centrales.

El fabricante chino de móviles Huawei ha confirmado que abandona el sistema operativo móvil Windows Phone de Microsoft. Así lo ha explicado el responsable de relaciones corporativas de Huawei, Joe Kelly, en declaraciones al diario Seattle Times, informa Europa Press. La razón que argumenta es que no han ganado nada de dinero con esta plataforma móvil. Y no solo ellos. "Nadie hace dinero con Windows Phone", sostiene el portavoz de la multinacional.

El movimiento, que supone un golpe para Microsoft sobre todo en el mercado chino donde Huawei es especialmente fuerte, se produce después de que el dispositivo Huawei Ascend W1, con el sistema operativo de Microsoft, no haya ido bien en ventas. En cualquier caso, señala la citada agencia, la decisión no es del todo definitiva, ya que el fabricante asiático podría considerar la vuelta a Windows Phone si el sistema operativo se hiciera "más relevante" en la industria.

Según los últimos datos de IDC,Windows Phone es la tercera plataforma móvil más adoptada en el mundo, pero muy por detrás de Android e iOS, de Google y Apple.  Hasta el tercer trimestre de 2014, la plataforma de Microsoft tenía un 2,9% de cuota de mercado, frente al 84,4% de Android y al 11,7% de iOS. Aunque la cifra de terminales vendidos con Windows Phone es menor que la del mismo período del año anterior (3,6%), no ha descendido tanto como BlackBerry, que en el tercer trimestre de 2014 sólo supuso el 0,5%, dejándose un 1,2% con respecto al tercer cuatrimestre de 2013.

La decisión de Huawei parece cuestionar el potencial éxito del anuncio hecho por Microsoft el pasado mes de abril. Entonces, el gigante del software desveló que Windows iba a ser gratuito para todos aquellos dispositivos con pantalla de menos de nueve pulgadas y que los fabricantes no deberían pagar licencias por el sistema operativo. Incluso un mes antes, Microsoft había decidido dar su sistema operativo gratis a algunos fabricantes indios. Un movimiento, con el que la compañía de Satya Nadella pretendía poner a la par Windows Phone con Android (en cuanto a gratuidad) y así plantar batalla a Google en la carrera por los próximos 1.000 millones de usuarios de smartphones en los países en vías de desarrollo.

Aunque Huawei no ha señalado nada al respecto, otra lectura que hacen los  analistas es que la compra de Nokia por parte de Microsoft podría también haber influido en la decisión del fabricante chino. Desde luego, la decisión de convertirse en fabricante de móviles no gustó a sus socios, que empezaron a verle también como rival. Algo que también podría pasar a Google si siguen tomando fuerza sus smartphones Nexus.

Tampoco hay que pasar por alto que Microsoft y Windows Phone siguen teniendo la asignatura pendiente de las aplicaciones (menores que las que tienen iOS y Android) y que la maniobra de Huawei se produce en un entorno en el que varios fabricantes de smartphones están reduciendo sus catálogos, como Samsung y Sony. Y unos empiezan a centrarse en terminales de gama media y baja, porque el gran mercado está ahora en los países en desarrollo, y otros en gama alta, presionados por compañías muy exitosas como Xiaomi o en España Bq con buenos equipos en cuanto a relación calidad/precio.