Alzas a dos días de la reunión del BCE y con el crudo a la baja

El Ibex 35 recupera los 10.700 gracias a Wall Street

Operadores en la Bolsa de Nueva York.
Operadores en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

Sesión de transición en los mercados. Sin apenas referencias macroeconómicas, los inversores aguardan expectantes la reunión del Consejo de Gobierno del BancoCentral Europeo (BCE) del jueves y no tienen claro qué rumbo tomar. Es la cita que centra la atención del mercado, no tanto porque se esperen nuevas medidas del organismo presidido por Mario Draghi sino porque confían en que el italiano vuelva a lanzar el mensaje de que el BCE adoptará más estímulos si la presión a la baja de la inflación continúa. El Ibex cierra la sesión con una subida del 0,72% hasta los 10.749,2 puntos, por lo que recupera parte de lo perdido en la jornada precedente.

La indecisión también ha sido la tónica general en las otras Bolsas europeas, que han cerrado con ligeras subidas. Las alzas en Wall Street han ayudado a los parqués del Viejo Continente a cerrar en verde, pero su evolución en lo que resta de año queda en manos del BCE, que mañana celebra su última reunión de 2014. “Aunque no descartamos del todo que el BCE apruebe nuevas medidas ya esta semana, creemos que es más probable que el anuncio de un programa de compra de activos que incluya deuda pública se dé en el primer trimestre del próximo año”, indican desde Barclays.

A partir de 2015, el BCE adoptará un nuevo calendario de tal forma que mantendrá sus reuniones de política monetaria cada seis semanas en vez de cada mes, como hasta ahora. Así que el organismo presidido por Mario Draghi daría el paso de lanzar un programa de compra de deuda pública el 22 de enero o el 5 de marzo según la opinión de la mayoría de los expertos.

El mercado no espera que el BCE adopte nuevas medidas mañana, pero las firmas de análisis ven cada vez más probable que compre deuda soberana el próximo año. Desde Schroders esperan que el banco central anuncie nuevos estímulos, incluida la compra de bonos gubernamentales, entre el primer y el segundo trimestre de 2015. En su opinión, el BCE confía en que se cumplan tres condiciones que evitarían la compra de deuda: que aumente el crédito bancario gracias a sus últimas medidas, que el euro se deprecie con fuerza frente al dólar a causa de una primera subida de tipos en EEUU y que mejoren las perspectivas de crecimiento e inflación. Pero los expertos de la firma estadounidense creen que ninguna de las tres opciones se cumplirá con suficiente fuerza como para eludir el lanzamiento de un QE (Quantitative Easing) a la europea el próximo año.

IBEX 35 9.306,70 -0,87%

La caída del precio del petróleo es un nuevo factor que afectará a la inflación, porque en teoría añadirá más presión a la baja a los precios, aunque también será un impulso para la economía. Un nuevo aspecto a vigilar por parte de los bancos centrales. Hoy mismo, Stanley Fischer y William Dudley, miembros de la Reserva Federal, han dicho que la caída del crudo dañará solo temporalmente a los precios en Estados Unidos y que esto animará la economía. Hoy, el barril de crudo Brent vuelve a caer hasta los 71 dólares. Los expertos de Barclays creen que el Brent perderá los 70 dólares y que seguirá en torno a los 67 dólares por barril en el primer semestre de 2015. La Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) presiona con su decisión de no recortar la producción a los productores no convencionales de crudo de Estados Unidos.

“La reacción de los mercados a la reunión del BCE va a depender mucho de la capacidad de Mario Draghi de convencer a los inversores de que su compromiso para luchar contra la baja inflación e impulsar así el crecimiento económico en la región sigue intacto a pesar de la oposición de algunos miembros del Consejo”, señalan desde Link Securities.

Mientras que en la Bolsa se vive un compás de espera antes de la reunión del BCE, el mercado secundario de deuda también recoge la expectativa de que el organismo central refuerce su compromiso en pos de la economía europea. Así, el interés del bono español a diez años sige cerca de sus mínimos históricos (en el 1,85%) con la prima de riesgo en los 110 puntos básicos, su nivel más bajo desde mayo de 2010.

En el mercado de divisas, el euro está coqueteando durante toda la jornada con perder la barrera de los 1,24 dólares y ahora cotiza por debajo (en los 1,238). Hoy ha vuelto a ser un día negro para el rublo ruso, que ha marcado nuevos mínimos históricos frente al dólar, esta vez a causa de la previsión del Gobierno de aquel país de contraerse un 0,8% en 2015.