Exportar hábitos saludables como fórmula de negocio

Sus técnicas combinan el coaching, el entrenamiento físico y la nutrición correcta

Exportar hábitos saludables como fórmula de negocio

El bienestar físico y mental ayuda al buen funcionamiento de un negocio. De ello están convencidos en Hábito 66, empresa valenciana que ha patentado su enseñanza de hábitos saludables, lo que los configura como una fórmula de negocio alternativa, la cual presenta un importante nicho de mercado.

En concreto, esta compañía se ha basado en el diseño y difusión de un método terapéutico multidisciplinar, así como del desarrollo de distintos procedimientos a través de los cuales se concilian las actividades laborales y cotidianas, consiguiendo un equilibrio físico y mental, claramente necesario para los ritmos de vida actuales.

Para ello, combinan salud y estética a través de la aplicación de técnicas de coaching, entrenamiento deportivo y nutrición, entre otros aspectos relevantes. Entre las ventajas que este modelo de negocio aporta a sus clientes destacan la capacidad que estos aprenden de disfrutar de una vida saludable, tanto en lo que respecta a su trabajo como a su tiempo libre, pues les son enseñadas las habilidades necesarias para adaptarse a las condiciones sociales actuales.

Así, según ha anunciado Hábito 66 en un comunicado, su método “hace compatibles las tareas cotidianas y laborales, con distintas disciplinas complementarias que mejoran la calidad de vida, tanto física como mental" y "pone a disposición del cliente la estética de lujo a precios asequibles a todos los bolsillos".

Ayudas a los emprendedores

De esta manera, los emprendedores que deseen llevar a cabo esta alternativa de negocio cuentan con distintas fórmulas de expansión. Entre ellas destacan el córner, una unidad de negocio dentro de otro establecimiento en funcionamiento. La misma se encuentra dirigida a centros de salud y estética, gimnasios o policlínicas, entre otros locales.

En paralelo, Hábito 66, consciente del esfuerzo que a un emprendedor le supone invertir en un local o alquilarlo, les ofrece contar con un establecimiento en propiedad. Asimismo, también da la opción de invertir en su método a todos aquellos profesionales de estética que deseen contar o dar a sus clientes un valor añadido.