BBVA, Unicaja o Cajamar tienen estos préstamos blandos

La banca ofrece créditos al 0% para invertir en planes de pensiones

Una sucursal bancaria, con una promoción de planes de pensiones.
Una sucursal bancaria, con una promoción de planes de pensiones.

La banca quiere echar el resto en su campaña de fin de año de planes de pensiones. Además de ofrecer bonificaciones que llegan al 4% para aquellos clientes que lleven su plan privado de una entidad a otra y prometer todo tipo de regalos –desde iPads, hasta las clásicas cuberterías– las entidades financieras tienen un arma adicional: ofrecer préstamos en condiciones preferentes para las aportaciones a planes de pensiones.

Entidades tan dispares como BBVA, Cajamar, Deutsche Bank o Unicaja disponen de préstamos específicos con un tipo de interés al 0% para aquellos particulares que constituyan un plan de pensiones o realicen aportaciones en los que ya tienen.

Se trata de préstamos con garantía personal –es decir, que el prestatario responde de la devolución con todo su patrimonio–, y que en algunos casos también están exentos de comisiones de estudio, apertura o cancelación.

Este es el caso de BBVA, que ofrece créditos por un importe de hasta 12.500 euros, a un año, al 0% TAE, sin ningún tipo de comisión. Este préstamo está vinculado a la contratación de un plan de pensiones y solo se puede solicitar hasta el 31 de diciembre de este año.

Aunque toda la banca defiende la importancia de realizar aportaciones periódicas con las que ir constituyendo un patrimonio de cara a la jubilación, lo cierto es que se aprovecha el cierre de ejercicio para promocionar entre sus clientes las deducciones fiscales de las que se pueden beneficiar en el Impuesto sobre la Renta de 2015 si aportan dinero a planes de pensiones.

Tales deducciones tienen un tope de 12.500 euros para los mayores de 50 años, y de 10.000 euros para el resto. A partir del próximo ejercicio habrá un único límite para todos los partícipes, de 8.000 euros al año.

En el caso de Deutsche Bank, también ofrece hasta 10.000 euros al 0% de interés, a 12 meses, aunque aplica una comisión de apertura del 3%. Si se opta por un plazo de devolución a más de un año (hasta 36 meses), el tipo de interés es del 2,99% y la comisión de apertura del 1,5%.

Endeudarse sin necesidad

Algunas entidades, llegan a desvincular el préstamo de la aportación al plan de pensiones. La cooperativa de crédito Cajamar explica en su campaña de fin de año que el dinero que ofrece al 0% de interés (entre 2.000 y 6.000 euros) se puede utilizar tanto “si necesitas efectivo”, como “si no lo necesitas”, añadiendo que ese dinero se pude destinar a un depósito al 1,25% TAE, por un importe que puede llegar al doble de lo aportado al plan de pensiones.

Unicaja o Kutxabank también incorporan este tipo de préstamo en condiciones preferentes para fomentar la contratación de planes de pensiones, aunque por cuantías inferiores. En el caso de la caja malagueña, el importe máximo es de 6.000 euros. Mientras, la entidad financiera vasca tan solo financia 2.400 euros al 0%.

El argumento que se utiliza por parte de las entidades para justificar este tipo de créditos blandos es que todas las partes salen ganando. El cliente, porque puede beneficiarse de la reducción de la base imponible del IRPF por aportaciones a planes de pensiones, con un coste financiero nulo, y la gestora del plan, porque aumenta el patrimonio gestionado y las comisiones que cobra por administrar este dinero para la jubilación.

Las aseguradoras, que también comercializan planes de pensiones, no ofrecen este tipo de créditos blandos. Aun así, un directivo de una de las grandes compañías que opera en España defiende esta práctica:“es un tema de oportunidad, como los regalos; los bancos pueden ofrecer esta financiación y a algunos clientes puede que en un momento dado les parezca atractiva para contratar un nuevo plan o aumentar su posición”.

Otras entidades financieras, como Bankia o Banco Popular, también ofrecen a sus clientes financiación para las aportaciones a planes de pensiones, aunque sin condiciones tan ventajosas. En Popular, el tipo de interés aplicable es del 6,5% TAE, y en Bankia explican que “no hay una tarifa estándar pero rondan los precios de los créditos al consumo”.