Desde enero, la empresa ha captado financiación por 15.000 millones

Telefónica emite obligaciones perpetuas por 850 millones

El libro de órdenes ha superado los 3.500 millones

El presidente de Telefónica, César Alierta.
El presidente de Telefónica, César Alierta. EFE

Telefónica volvió este jueves al mercado de deuda. La teleco ha cerrado los términos y condiciones de la segunda emisión de obligaciones perpetuas subordinadas del año, en este caso por importe nominal de 850 millones de euros amortizable a partir del quinto aniversario de la fecha de la colocación. La operadora ha señalado que la fuerte demanda ha permitido situar el cupón en el 4,20% tras dos revisiones del precio a la baja, situando este híbrido como el de menor cupón jamás emitido por Telefónica. De hecho se sitúa más de 200 puntos básicos por debajo del híbrido rescatable al mismo periodo emitido a finales del año pasado. Además, en un hecho relevante remitido a la CNMV, la operadora ha explicado que el precio de emisión se ha fijado en el 100% de su valor nominal. Las obligaciones devengarán un interés fijo del 4,20% anual desde la fecha de emisión (inclusive) hasta el 4 de diciembre de 2019. A partir de ese momento, devengarán un interés fijo igual al tipo swap a cinco años aplicable más un margen del 3,806% anual hasta el 4 de diciembre de 2024, del 4,056% anual desde el 4 de diciembre de 2039, y del 4,806% anual a partir de entonces. La operadora indicó también que las obligaciones tendrán un importe nominal unitario de 100.000 euros y tendrán carácter perpetuo. Según Telefónica, la operación ha sido muy bien acogida por los inversores institucionales, con un libro de órdenes en torno a los 3.000 millones de euros, más de 3,5 veces sobresuscrita en unas pocas horas. En la colocación participaron más de 250 inversores, más de 95% inversores internacionales. BNP Paribas, JP Morgan, Barclays, Societe General y Unicredit han sido las entidades colocadoras de la citada emisión. No es la primera vez que la compañía recurre a estas herramientas de financiación. En marzo pasado, Telefónica colocó bonos híbridos por un importe de 1.750 millones de euros en dos tramos y plazos de recompra y amortización a seis y diez años. Lo cierto es que la operadora mantiene una intensa actividad en este ámbito. Entre enero y septiembre, Telefónica captó financiación en los mercados de capitales por un importe cercano a 15.000 millones de euros equivalentes, que en buena medida se dirigieron a reforzar la estructura financiera en un periodo marcado por la adquisición de la alemana E-Plus.