Alega un trato discriminatorio para las participaciones extranjeras

Bruselas denuncia a España por su norma fiscal sobre dividendos

El Gobierno recuerda que la reforma fiscal ya incorpora el criterio comunitario

La sede de la Comisión Europea en Bruselas.
La sede de la Comisión Europea en Bruselas. EFE

La Comisión Europea (CE) ha anunciado hoy que llevará a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por el trato fiscal que ofrece la legislación española en el impuesto sobre sociedades a los dividendos. La norma vigente, alerta Bruselas, es "más gravosa" para los dividendos logrados en el exterior frente a los internos. "Como consecuencia de ello, para poder acogerse al beneficio fiscal, una empresa española que invierta en una sociedad no residente debe cumplir más condiciones (por ejemplo, volumen de ingresos y nivel de participación de los accionistas) que si lo hace en una sociedad nacional. En otros casos, el beneficio fiscal previsto en relación con los dividendos de origen nacional no se aplica a los dividendos de origen extranjero", señala Bruselas en un comunicado.

Por ejemplo, actualmente, una empresa que tenga participaciones inferiores al 5% de otra compañía ubicada en España tiene derecho a una deducción en la cuota equivalente al 50% de la tributación del dividendo. Este beneficio fiscal no se produce si la empresa participada se encuentra en el extranjero.

La Comisión Europea recuerda que ya remitió un requerimiento "en forma de dictamen motivado" para que España reformara su legislación. "En vista de que no se ha modificado la normativa, la comisión ha decidido llevar el asunto ante el Tribunal de Justicia", reza el comunicado. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda ha salido al paso para recordar que la reforma fiscal que aprobó definitivamente el Congreso la semana pasada ya corrige esa discriminación.

"La reforma fiscal ha modificado el impuesto sobre sociedades (artículo 21) para equiparar el tratamiento fiscal de participaciones de entidades residentes y no residentes, tanto en lo relativo al reparto de participaciones en beneficios como en las rentas derivadas de la transmisión, estableciendo idénticos requisitos de actividad y nivel de participación de los accionistas", detalla el departamento de Cristóbal Montoro.