La compañía reduce su presencia hasta lo meramente testimonial

Yahoo, un zombi en internet en España

Logo de Yahoo en la sede central de compañía.
Logo de Yahoo en la sede central de compañía.

Yahoo planea despedir a la mayoría de sus trabajadores en España. Según avanzó El País el pasado viernes, la compañía va a presentar un expediente de regulación de empleo con el que reducirán su plantilla propia de 106 empleados en la actualidad a una decena de trabajadores. Aunque la filial española no confirma estos detalles, tampoco los niega. Un portavoz de la empresa se limitó a decir que el grupo ha anunciado un plan de reestructuración que afecta a toda la región de EMEA (Europa, Oriente Medio y África) y envió una nota en la que textualmente decía que “se ha informado a nuestros empleados de la región EMEA de que vamos a llevar a cabo una revisión de las operaciones que propone cambios a la forma en la que nuestros equipos y negocios están estructurados en esta región”.

La compañía argumenta que esta decisión es parte del esfuerzo que está haciendo para optimizar sus operaciones en EMEA “y alinear recursos e inversiones de manera que sitúen a Yahoo en un camino de crecimiento sostenible en la región”. Yahoo añade que esta región continúa siendo un mercado importante para ellos, y que están “totalmente comprometidos a ofrecer los mejores productos y experiencias a los usuarios y anunciantes”.

Mientras la firma defiende así su decisión de dejar su estructura en España casi en los huesos, diferentes fuentes del sector no dudan en tildar a Yahoo de “zombi”, especialmente en España y en EMEA, donde la compañía tuvo unos ingresos en el tercer trimestre de 2014 de 89 millones de dólares, un 0,1% menos que en el mismo periodo del año anterior. Europa, Oriente Medio y África solo aportan un 8%del total de los ingresos de la multinacional, que entre julio y septiembre facturó 1.093 millones, un 1% más que en el mismo trimestre de 2013. El negocio de Yahoo muestra síntomas de estancamiento y la presión sobre su consejera delegada, Marissa Mayer, continúa.

Batalla publicitaria perdida

En el caso español, la compañía ha perdido varias batallas en el negocio publicitario, su casi exclusiva fuente de ingresos, y no logra remontar la situación. Google le ha barrido en la publicidad asociada a las búsquedas, pues esta acapara en torno al 98% de cuota de mercado en buscadores. Y Facebook y Twitter le han ganado en la publicidad social. “Yahoo tiene Flickr y Tumblr, dos plataformas sociales que tienen fuerza en EEUU, pero no son fuertes en España y no generan tracción”, coinciden varios expertos, que añaden que “casi nadie tiene ya en cuenta a Yahoo en España a la hora de preparar una campaña publicitaria”.

Y no es que el negocio publicitario en internet no crezca en España;todo lo contrario, pero los crecimientos se los están llevando los rivales citados y Rocket Fuel, una empresa recién aterrizada en España, que cuenta con una plataforma tecnológica que determina en qué medios es mejor insertar la publicidad en función de las respuestas de los usuarios. “Es la llamada compra programática de publicidad online, algo que está tirando mucho y donde la tecnología de Yahoo no es fuerte”.

Todo ello ha llevado a que Yahoo Iberia registrara pérdidas en 2013 de 395.615 euros, frente a las ganancias de 324.856 euros de 2012 y los casi 460.000 euros de beneficio de 2011. La firma parece haber entrado en una espiral negativa de la que tiene difícil salir. Sin embargo, Mayer no tira la toalla y ha emprendido acciones que tratan de impulsar el crecimiento de la compañía. Porque si bien es cierto que Yahoo registró en el último trimestre un beneficio neto de 6.774 millones de dólares y sube un 23% en Bolsa desde enero, todo ello responde en gran parte a la venta de parte de capital que controlaba en Alibaba.

Yahoo ha comprado varias empresas, como Tumblr y más recientemente Cooliris y BrightRoll (una plataforma para programar publicidad de vídeo). Y tiene liquidez (12.000 millones frente a los 5.000 que tenía a principios de año, tras la venta de acciones de Alibaba) para hacer más compras en busca de nuevos negocios. También está consolidando su operativa, clausurando oficinas en Suiza, Jordania, Corea del Sur, EEUU... para reducir costes, y hace unos días cerró un acuerdo con Mozilla para ser el motor de búsqueda en Firefox en EEUU. La cuestión es ver qué recorrido tienen estos movimientos y si darán fruto (es decir que sean capaces de generar tracción entre usuarios y entre anunciantes) antes de que sea demasiado tarde. Más cuando hay accionistas que empiezan a perder la paciencia y ya han pedido a AOL explorar una fusión entre ambas empresas. O será, como dicen otras voces en el sector, que Mayer está preparando Yahoo para sanear sus cuentas y venderla.