El sector bancario se anota ganancias en torno al 2%

¿Qué valores se benefician de un bono en mínimos?

Vista general de la Bolsa de Madrid.
Vista general de la Bolsa de Madrid. EFE

El bono español a diez años ha bajado de la barrera del 2% por primera vez. Las palabras de Mario Draghi el pasado viernes, que sugerían de forma más contundente que nunca la compra de deuda soberana, han motivado este mínimo histórico. Los inversores se han adelantado al BCE y se han lanzado a comprar deuda pública, incluida la española, y activos de riesgo. El resultado es rentabilidades de los bonos periféricos en niveles mínimos y Bolsas disparadas.

Que baje la rentabilidad exigida al bono español a una década, el de referencia, y se estreche la prima de riesgo -diferencial con el interés del bund alemán- beneficia a la renta variable en general y a algunos valores en particular. Sobre todo, al sector financiero y a aquellas cotizadas muy endeudadas. Esto es porque si cae la prima de riesgo, no solo baja el coste de financiación del Estado sino también el de las grandes empresas, fundamentalmente aquellas que utilizan los mercados mayoristas para financiarse. Además, si financiarse es más barato, también lo serán los posibles procesos de refinanciación, lo que aliviaría las cuentas de resultados.

Es por eso que hoy, con este telón de fondo, la banca sube en bloque, en torno a un 2%, y también la mayoría de constructoras. Igualmente, Iberdrola o Telefónica aprovechan la coyuntura. Banco Popular y Sabadell se anotan un 2,5%; Bankinter, un 2,2%; CaixaBank, un 1,80%; Bankia, un 1,75%, y BBVA, un 1,5%. Santander es de los más alcistas del selectivo: suma un 2,72% y supera el nivel clave de los 7 euros por acción.

La deuda pública en manos de la banca española asciende a 203.349 millones de euros a cierre de septiembre, según datos del Tesoro Público español.

“El motivo sin duda de la mejoría de los bancos es la fuerte bajada de las rentabilidades de los bonos, sobre todo de los periféricos”, asegura Miguel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp Patrimonio. Pero no solo eso. Tras la corrección sufrida después de los test de estrés del BCE, pese a haberlos aprobado con nota, el BCE inició el viernes la compra de ABS, esto es, paquetes de valores respaldados por activos, lo que también viene a aliviar el balance de los bancos.

También se anotan importantes ganancias Sacyr, que con un 3,34% lidera las alzas del selectivo Ibex o Acciona, que se apunta un 1,8%. Iberdrola gana un 1,7% y Telefónica, un 1%. Los títulos de la operadora también recogen la posible venta de su filial británica O2 a BT.

El mercado ya descuenta que hay gran probabilidad de que el BCE compre deuda soberana en abierto, es decir que haya un QE europeo al estilo del QE de la Fed. “Tras la declaración de Draghi del viernes, ya no es que pueda haber QE, que sigue nombrando expresamente, sino que además tiene prisa. Y esto es la primera vez que lo ha comentado. Esto ha disparado las especulaciones que una QE podría anunciarse incluso en la reunión del 4 de diciembre”, sostiene Paz. Los expertos de Goldman Sachs señalan que es probable que se inicie en la primera mitad de 2015.

Así, los analistas prevén que continúen las alzas o por lo menos no haya una corrección seria en los mercados hasta ver qué pasa el próximo día 4.

Para José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, “muchos inversores consideran que el año ya está prácticamente cerrado para los mercados. Y si hay sorpresas, sin duda dan por hecho que serán positivas”.