Las comunidades prevén aumentar un 1,4% el gasto el próximo año

El presupuesto autonómico para 2015 crece cinco años después

La partida destinada a pagar intereses se reduce, algo que no sucedía desde 2004

La inversión pública también crecerá tras sumar seis años de retrocesos

Los presupuestos autonómicos de 2015 Ampliar foto

La época de los recortes presupuestarios toca a su fin. Al menos, eso reflejan las cuentas de para 2015 que han presentado todas las comunidades autónomas con la única excepción de Cataluña. El presupuesto del conjunto de las comunidades para el próximo año contempla un incremento del gasto no financiero del 1,4% respecto al presupuesto consolidado de 2014. El aumento, que se produce en año de elecciones autonómicas, representa la primera subida desde 2010.

El gasto no financiero engloba los capítulos del uno al siete de los presupuestos y son los que tienen en cuenta a la hora de determinar el déficit público. Canarias y Cantabria son las únicas comunidades que no prevén que su gasto aumente respecto a las cuentas vigentes. Canarias gastará 5.898,7 millones, un 3% menos que lo presupuestado para 2014. En el caso de Cantabria, el descenso es del 0,7%.

En el lado opuesto, destaca Extremadura, cuyo gasto no financiero aumentará en 2015 un 6,7% hasta los 5.020 millones. Le sigue Baleares, con una subida del 5,9% y Murcia, con un aumento del 3,7%. A la espera de conocer si Cataluña logra sacar adelante las cuentas del próximo ejercicio, Andalucía es con diferencia la comunidad con un mayor presupuesto. Alcanza los 27.651 millones, un 1,2% más que el ejercicio anterior. Le sigue Madrid (17.409 millones, un 1,9%más que en 2014) y la Comunidad Valenciana (13.002,9 millones, un 0,8% más).

Sumando las cuentas de todas las comunidades, el presupuesto autonómico global sin Cataluña alcanza los 125.266 millones, un 1,4% más que el ejercicio anterior. Las principales partidas de gasto aumentan con una excepción llamativa: los gastos financieros. El dinero que prevén destinar las autonomías en pagar los intereses de la deuda se reduce en un 17,6% respecto a lo presupuestado para este año. Se trata de un descenso muy significativo. No se registraba una caída de los gastos financieros desde el año 2004. De hecho, en los últimos ejercicios, el capítulo dedicado a los intereses de la deuda aumentó a ritmos muy elevados a medida que las cuentas públicas se deterioraban. El descenso previsto para 2015 se explica por diversos motivos. Por un lado, aquellas comunidades que tienen acceso a los mercados están logrando préstamos a tipos relativamente bajos. La caída de la prima de riesgo también beneficia a las comunidades.

Además, en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrada en julio, el Ministerio de Hacienda mejoró las condiciones de las comunidades adheridas al fondo de liquidez autonómico (FLA). Por ejemplo, se rebajó al 1% los tipos de interés por el FLAde 2012, 2013 y 2014. Esta medida, que entró en vigor el pasado 1 de octubre se aplicará hasta el 31 de diciembre del próximo año. Ello generará un ahorro de 2.047 millones que se imputará en su mayor parte al ejercicio 2015.

Las comunidades han presupuestado para el próximo año 5.598 millones de euros en gastos financieros. Una cifra que aumentaría significativa si se incluyera a Cataluña, que el año pasado pagó 2.000 millones solo en intereses. El coste de la deuda es en el único concepto en el que las comunidades no tienen capacidad para aplicar la tijera. Antes de la crisis, en 2007, las autonomías destinaban 2.590 millones a pagar intereses, una cifra que en 2013 alcanzó los 7.273 millones. Es decir, el importe prácticamente se triplicó.

El capítulo de gastos de personal también aumenta en 2015. Subirá un 2% hasta los 42.741 millones. Desde el inicio de la serie histórica en 1984, el capítulo que reúne los sueldos de empleados al servicio de las autonomías no ha cesado de crecer. Solo en 2010 –cuando José Luis Rodríguez Zapatero rebajó un 5% de media el sueldo a los funcionarios– y en 2013 –cuando el actual Gobierno suprimió la paga extra de Navidad– se registraron descensos en esta partida. Para 2015, solo Canarias, Aragón y Castilla-La Mancha prevén una caída en el capítulo de gastos de personal.

Uno de los cambios más significativos que incorporan los presupuestos autonómicos de 2015 es el aumento de la inversión pública, una de las principales víctimas de los recortes. El próximo año, esta partida aumentará un 6,2%, el primer incremento desde 2008. Extremadura es, con diferencia, la comunidad que más subirá su nivel inversor. Pasará de 343 millones a 469,2 millones, un 46,7% más. Le sigue Murcia, con una subida del 38,4%. El caso murciano llama la atención porque es una de las autonomías que registra un mayor déficit público.

El aumento del gasto se explica también por el incremento previsto de los ingresos públicos que, según los presupuestos de las comunidades, aumentarán un 4% hasta los 117.569 millones. En cualquier caso, el gasto seguirá superando la recaudación.

Déficit estimado para las comunidades autónomas en 2014

 

Cuentas expansivas con incumplimiento fiscal

El papel lo aguanta todo y los presupuestos de las comunidades autónomas contemplan cumplir el objetivo de déficit público fijado el próximo año en el 0,7%. Gastos e ingresos se mueven acompasadamente para lograr ese porcentaje. Sin embargo, la experiencia obliga a desconfiar de las cuentas autonómicas y de las previsiones de ingresos.

De hecho, todo apunta que este año las comunidades incumplirán el objetivo de déficit público, fijado en el 1%. Los últimos datos en términos de contabilidad nacional muestran que ya en agosto se rebasó esa cifra. El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, aseguró la semana pasada que la Comunidad Valenciana y Murcia registrarían números rojos por encima de lo permitido. Cataluña ya ha advertido que también se unirá a ese grupo. Según las previsiones de Fedea, todas las comunidades autónomas –con la única excepción de Canarias y Navarra– registrarán este año un déficit público superior al 1% que exige Hacienda. Estima que el desfase global ascenderá al 1,8%

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal también vaticinó el pasado octubre que las comunidades no cumplirían el objetivo de déficit público. Cuanto más se alejen los números rojos este año del 1% impuesto por Hacienda, más difícil será que, en 2015, el déficit público se sitúe en el 0,7%. Todo apunta que el límite se incumplirá en 2014 y también en 2015.