Acaba de cerrar una ronda de financiación por 1,2 millones de euros

Bionure se acerca a los ensayos contra la esclerosis

La firma catalana negocia con grandes farmacéuticas

El investigador Pablo Villoslada (izquierda) y Albert G. Zamora, fundadorde Bionure.
El investigador Pablo Villoslada (izquierda) y Albert G. Zamora, fundadorde Bionure.

Uno de los fármacos más prometedores de investigación española está a punto de alcanzar los ensayos clínicos con pacientes, que abarca la última etapa en el desarrollo de un medicamento. Se trata de una molécula contra la esclerosis múltiple de la empresa barcelonesa Bionure.

Esta compañía ha cerrado una ronda de financiación con los actuales socios, que le permitirá concluir los estudios preclínicos en mayo de 2015, y además negocia con grandes farmacéuticas para seguir con la investigación.

El inicio de esta aventura comienza en 2008, cuando el investigador Pablo Villoslada fue a ver a Albert G. Zamora, entonces responsable de transferencia de tecnología del Hospital Clínic de Barcelona. Este científico contaba con una molécula, llamada ahora BN101, contra la esclerosis múltiple y creía que de ahí podría salir un fármaco.

En enero comenzará una nueva ronda para levantar hasta 20 millones que le permitan entrar en ensayos clínicos

Zamora vio la oportunidad de crear una empresa de biotecnología que lo desarrollase. Pero fue más allá. Se implicó siendo socio fundador de la compañía. De ese primer encuentro surgió Bionure.

Pero la carrera no ha sido sencilla. Hace año y medio, Zamora amenazó con llevarse la empresa a EE UU por las dificultades que encontraba en España para conseguir recursos. Al final, ha sido él quien se ha mudado junto a su familia a San Francisco (EE UU) para estar cerca de los inversores.

Y allí ha abierto numerosas vías. Entre ellas, “tenemos negociaciones con grandes empresas farmacéuticas que ya han mostrado su interés a la espera de los últimos resultados”, señala Zamora, “tanto para comprar la empresa como para licenciar el producto”.

De momento, acaba de cerrar una nueva ronda de financiación de 1,2 millones de euros con los socios actuales, entre los que se encuentran las familias Prous, Reig Jofré (del laboratorio del mismo nombre), Uriach (del grupo Uriach) y Monràs (ligados a Banco Sabadell). Y además suma a la firma DCN como nuevo inversor a través de su gestora de capital semilla DosBio50.

Desde el inicio ya han recaudado seis millones. En enero comenzará una nueva ronda de financiación para encontrar hasta 20 millones de euros que le permitan entrar en ensayos clínicos a partir de junio.

Desde Bionure se asegura que el fármaco es el único en investigación que actúa como neuroprotector. “El resto van a frenar solo los brotes de la enfermedad”, describe Zamora. La esclerosis múltiple es una patología autoinmune de la que no se conocen las causas exactas, es neurodegenerativa y no tiene cura.

Los medicamentos actuales ralentizan la aparición de episodios. Los más usados son los interferones inyectables, aunque han ido apareciendo otros orales, como Gilenya (de Novartis) y Aubagio (Sanofi).