Sin incluir los bancos, los resultados aumentaron un 16%

Las empresas del Ibex aceleran el alza de beneficios y superan el 11%

Las grandes compañías empiezan a ver la recuperación en sus cuentas

Resultados de las compañías del Ibex 35 entre enero y septiembre Ampliar foto

La mejora de los datos macroeconómicos se traslada a los negocios de las compañías del Ibex. Sus beneficios entre enero y septiembre crecieron más de un 11%, hasta rondar los 22.800 millones de euros. Sin incluir los bancos, los resultados aumenta un 16%.

La economía española crecerá un 1,3% en 2014 según las previsiones del Gobierno, después de haber encadenado seis trimestres consecutivos de mejora. El consumo privado de los españoles ha sido uno de los motores del Producto Interior Bruto (PIB) y seguirá siéndolo el próximo ejercicio. Las cuentas de las empresas que forman parte del Ibex revelan que los beneficios, tras tocar suelo en 2012, continúan acelerando.

La fecha límite para que las cotizadas comuniquen a la CNMV la evolución de sus negocios entre enero y septiembre concluye el sábado, pero la mayor parte de ellas ha preferido hacer antes los deberes. En el Ibex, faltan las cuentas de ACS, OHL, FCC, Sacyr e Inditex. Incluyendo las estimaciones recopiladas por Bloomberg para estas compañías, los beneficios agregados arrojan un alza superior al 11%, hasta situarse en el entorno de los 22.800 millones de euros.

El crecimiento supera el 10% del primer semestre y deja atrás el descenso del 6% registrado entre enero y marzo. Una de las buenas noticias es el incremento de los negocios en España, hasta hace muy poco uno de los lastres de las compañías menos internacionalizadas. Los resultados mejoran en 27 de las 35 cotizadas, ya sea por descenso de los números rojos o por el aumento de los beneficios.

Los bancos, sin incluir BBVA, elevan un 30% su resultado atribuible, después de haber llevado a cabo la mayor parte de los esfuerzos en provisiones y una vez que su negocio esencial ha dejado de caer. La caída del beneficio de la entidad que preside Francisco González se debe, además, a la falta de los extraordinarios. El año pasado se apuntó plusvalías adicionales por vender sus negocios de reaseguro en España y de pensiones en México, Colombia y Perú.

El ritmo de la recuperación de resultados también toma velocidad de crucero en las compañías que no son bancos. Estas ganaron más de 14.600 millones en los nueve primeros meses del año y firmaron por tanto un crecimiento superior al 16%. Las alzas de empresas relacionadas con el consumo son espectaculares. IAG multiplicó por nueve su beneficio y aunque este alza se debió en parte a operaciones extraordinarias, el grupo de aerolíneas constata una mejora de las previsiones. Los aumentos de los beneficios de Gamesa (107%), Acciona (99%) y Dia (53%) han experimentado subidas superiores al 50%, en gran parte por la mejora del negocio ordinario, aunque también por la presencia de resultados atípicos. En el caso de Acciona, por varias desinversiones, con especial relevancia de la de sus negocios renovables en Alemania.

La mejora de la demanda y el aumento de los márgenes ha permitido a ArcelorMittal reducir sus pérdidas drásticamente, desde un quebranto de 962 millones entre enero y septiembre de 2013 hasta las pérdidas de 96 millones de los mismos meses de este año. Los expertos esperan también que FCC, que presenta hoy sus cuentas hasta septiembre, continúe con la reducción de los números rojos.

La evolución del beneficio neto de explotación, o beneficio operativo (ebit), revela que, pese a que los extraordinarios continúan teniendo un peso importante en las cuentas de resultados, la mejora va más allá de cuestiones meramente contables. El ebit de las empresas del Ibex creció más de un 7%. Ni una sola registró números rojos en este apartado, el mejor termómetro de la marcha de la rentabilidad real de una compañía, pues no incluye ni el pago de intereses, ni tampoco de impuestos.

IAG se lleva la medalla de oro en cuanto a la mejora del beneficio operativo, al triplicarlo, gracias a la caída del precio del combustible y a la reducción de costes puesta en marcha por la compañía. Iberdrola, por su parte, ha mejorado su ebit más de un 120%, tras los saneamientos realizados en sus negocios de gas en Estados Unidos, en su cartera de proyectos renovables y en otras áreas.

La facturación de las compañías del Ibex, sin embargo, se mantuvo estable, con una mínima caída, inferior al punto porcentual. Han conseguido afinar sus márgenes, después de los importantes recortes de costes, y esto les permite ganar más dinero, pese a que la facturación apenas varíe. La caída de las divisas latinoamericanas de comienzos de año, liderada por el peso argentino, se ha revertido en parte. El peso argentino se ha recuperado desde el mínimo de 11,1 pesos por euro hasta los actuales 10,6. El real brasileño ha escalado hasta las 3,18 unidades por euro desde el 3,33 marcado en enero; mientras que el peso chileno se ha recuperado más de un 6% desde inicios de año.

Grifols, Gamesa, Jazztel, Mediaset, BME y Ferrovial han experimentado crecimientos en sus ventas totales de entre el 10% y el 19%. En algunos casos, gracias a las adquisiciones, pero también por el crecimiento orgánico y el aumento de la demanda.

Menos deuda

El endeudamiento continúa bajando. A falta de los datos de las compañías no financieras que no han presentado cuentas, el descenso ronda el 7%. Las que más han reducido su deuda financiera neta son Repsol (–72%), después de desconsolidar la financiación que conllevaba YPF, Acciona (–20%), gracias a la venta de sus negocios de renovables, y Gamesa (–60%), tras ampliar capital por 236 millones. Mientras, Jazztel aumentó la deuda un 240% por la ampliación de su red de fibra óptica, aunque su ratio frente al ebitda sigue bajo control en menos de 1,4 veces. La deuda neta de Dia subió un 40% tras comprar El Árbol y la de Grifols se incrementó un 39%, debido a la adquisición de la división de diagnóstico de Novartis.