Una empresa española permitirá imprimir en 3D tu propia comida

Muy pronto podrá adquirirse en el mercado 'Foodini', una impresora 3D para alimentos, que facilitará la elaboración de los mismos y ayudará a preparar productos más saludables.

La impresión 3D para alimentos

Natural Machines, una empresa española con sede en Barcelona, ha llevado el concepto de la impresión 3D al campo de la alimentación, y se encuentra actualmente lanzando Foodini, una impresora 3D para productos comestibles.

La compañía afirma que su intención es ofrecer ayuda para la preparación de alimentos más saludables y, al mismo tiempo, que resulten más sencillos de elaborar. Declara que esta nueva impresora es capaz de imprimir una amplia variedad de alimentos, y con una gran diversidad de sabores también.

El objetivo de esta empresa es facilitar aquellos factores más complicados en la elaboración de los productos, como es el tiempo necesario para prepararlos, así como todas las tareas manuales requeridas, mediante la racionalización de las mismas.

En la página web de Natural Machines se pueden ver ejemplos de alimentos fabricados con la impresora Foodini, tales como espagueti, ensalada e incluso dulces.

Foodini es un dispositivo conectado a Internet con un sistema de pantalla táctil incorporado en la parte frontal, que proporciona la interfaz de usuario para la impresión de los alimentos. Una vez que el usuario ha eligido la receta que desea imprimir, Foodini proporciona las instrucciones para colocar los alimentos en las diferentes cápsulas, y entonces ya se puede comenzar con la impresión. El tiempo máximo de preparación, dependiendo de los productos, no supera los 20 minutos. El usuario debe preparar y colocar los ingredientes en la máquina.

Los alimentos no se cocinan en el Foodini, pero la empresa declara que se pueden preparar los alimentos en crudo, y cocinarlos después de haber pasado por la impresora.

El precio previsto para esta impresora 3D es de alrededor de 1.000 euros y se podrá adquirir a través de internet y en comercios especializados. La compañía espera comenzar la producción a finales de este año, y a una mayor escala a partir de 2015.

Este artículo es una adaptación del texto original publicado por Travis Leder en TechAlabama