Abandona el concurso ‘Íbero’

Abanca renuncia a gestionar los activos de Sareb

Los presidentes de Banesco, Juan Carlos Escotet (c), Abanca, Javier Etxeberría (d) y el consejero delegado, Pedro Botas.
Los presidentes de Banesco, Juan Carlos Escotet (c), Abanca, Javier Etxeberría (d) y el consejero delegado, Pedro Botas. EFE

Abanca, la antigua Novagalicia, ha comunicado este jueves a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, Sareb, a su renuncia a participar en el Proyecto Ibero, cuyo objetivo es adjudicar la gestión de los activos de la Sareb.

Hasta la fecha, Abanca venía gestionando los activos de Novagalicia que fueron traspasados al banco malo, si bien la sociedad semipública ha abierto un concurso, denominado Íbero, para profesionalizar la comercialización de sus activos readjudicando su gestión.

El primer paquete readjudicado, compuesto por los activos adjudicados de Bankia, así como por la cartera de Banco Gallego y Ceiss, fue adjudicada el pasado lunes a Solvia, la inmobiliaria de Banco Sabadell, que se encargará de su gestión desde enero.

Sin embargo, Abanca ha declarado mediante una nota de prensa que su decisión responde a “la voluntad de focalizar su estrategia en el negocio bancario tradicional, los seguros y los medios de pago”.

La entidad, eso sí, ha comunicado a Sareb su disposición para colaborar en la sucesión de los servicios de administración y gestión de la cartera de activos transmitida en su momento por la entidad a la sociedad “con la misma profesionalidad con la que ha prestado sus servicios en los dos años de gestión”.