El banco sube su beneficio a septiembre un 461% más, hasta 342 millones

El núcleo estable de Abanca descarta reducir su peso por debajo del 80%

Presidente de Banesco y vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet
Presidente de Banesco y vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet EL PAÍS

Abanca cerró los nueve primeros meses con un beneficio neto de 342,5 millones, frente a los 61 millones de un año antes. La entidad ha vuelto a ganar cuota de mercado en Galicia. Juan Carlos Escotet, vicepresidente y principal accionista del banco, descarta que el núcleo estable del banco baje del 80%del capital.

 Abanca, la entidad resultante de la venta de Novagalicia Banco al grupo Banesco, obtuvo un beneficio neto de 342 millones hasta septiembre, un 461% más que un año antes, cuando la entidad estaba aún en manos del FROB. En la presentación de los datos del tercer trimestre en la sede del banco en la compostelana plaza de Cervantes comparecieron el presidente de Banesco y vicepresidente de Abanca, Juan Carlos Escotet; el consejero delegado de esta última, Francisco Botas, y el director general financiero, Alberto de Francisco.

Botas, que celebró la cifra de beneficios por ser “muy importante”, advirtió ayer que los márgenes de los años 2013 y 2014 no son comparables, debido a las ventas de negocio realizadas por la entidad durante el pasado ejercicio al Banco Etcheverría y a fondos internacionales en cumplimiento de las exigencias de Bruselas tras haber recibido ayudas públicas. Con todo, la cuenta de resultados consolidada refleja que el beneficio antes de impuestos a septiembre de este año es de 474 millones y el beneficio neto de 342,5 millones, mientras que en la misma fecha de 2013 se encontraban en 90 y 61 millones de euros, respectivamente.

Una parte de estos resultados se destinarán a “fortalecer el capital como base para la entidad en las próximas décadas”, explicó el ejecutivo. Botas también comunicó que Abanca renegoció el plan de reestructuración con Bruselas y que “encaja con la política de crecimiento en base a la banca tradicional”, subrayó.

Botas explicó que durante este año los recursos de clientes se incrementaron en 1.062 millones de euros. En cuanto a los depósitos minoristas, el saldo a cierre de septiembre se sitúa en 25.114 millones, 12.204 millones a la vista y 12.910 en plazo, ante lo que Botas resaltó que Abanca crece “mes a mes y semana a semana”, con una cuota de mercado que se ha incrementado en este ámbito en un 0,90% en el primer semestre. Su cuota de mercado en Galicia es del 37,6%.

Los créditos dudosos se redujeron un 17%, al tiempo que se incrementó la cobertura de los mismos por encima del 58%. La tasa de morosidad, en consecuencia, se redujo en 3,8 puntos porcentuales, al pasar del 17,6 al 13,8%. “No vemos ningún sector que no se esté reduciendo”, apuntó Botas.

El consejero delegado llamó la atención sobre el crédito concedido, 4.500 millones en lo que va de año, de los que 2.356 millones corresponden a nuevas formalizaciones y 2.144 a “nuevas operaciones de circulante” para comercio exterior sobre todo. En este extremo, aludió al comportamiento “muy muy positivo” que está teniendo uno de los últimos productos que ha lanzado la entidad, la denominada hipoteca Mari Carmen, así como el multicrédito 48 horas, que supuso “una enorme innovación” y está demostrando, a su juicio, la “apetencia” de financiación en la comunidad.

Los directivos de esta entidad explicaron que la cuota de mercado en Galicia crece en 170 puntos básicos en este capítulo. “El crédito está avanzando muy fuertemente en Galicia”, añadió Botas.

Escotet, principal accionista de Banesco y por lo tanto de Abanca, precisó que hubo un “progreso de casi un punto desde diciembre” en esta cuota. Sobre una posible salida a Bolsa de Abanca, Escotet respondió que “nunca” los actuales accionistas mayoritarios, que ahora detentan entre el 91% y 92% de la entidad, van a bajar de un 80%. Agregó que en tres o cuatro años podría ser conveniente acudir al mercado de capital, una opción que se mantiene como alternativa para incrementos patrimoniales y porque fortalece la visión de la entidad.

Sobre la repercusión de posibles acciones judiciales por casos de la administración anterior, Escotet recordó el “contrato” con el FROB, que estipula que todas las decisiones judiciales le corresponde al organismo.