El banco malo ejecuta la medida contra Olga Urbana

El mayor rascacielos de Benidorm afronta concurso necesario

El rascacielos In Tempo, en Benidorm.
El rascacielos In Tempo, en Benidorm.

Sareb (el banco malo) ha solicitado la declaración de concurso necesario contra Olga Urbana, responsable de la construcción del edificio In Tempo (Benidorm). El organismo ha presentado la instancia en el juzgado mercantil número uno de Alicante.

El In Tempo, 200 metros de altura, que empezó a construirse en 2006, es un símbolo de Benidorm. El edificio está prácticamente terminado, pero está cerrado; queda al menos urbanizar el perímetro. Como ha publicado este diario este año, Olga Urbana no presenta cuentas desde hace años y contra su administrador, José Ignacio de la Serna, se ha presentado una orden de detención por no presentarse ante los juzgados a atender diversas demandas. De la Serna ha esquivado los juzgados debido a su mal estado de salud, que le impide presentarse en los mismos.

"Sareb ha tomado esta decisión ante la situación de insolvencia de dicha compañía, lo que se ha puesto de manifiesto por sus impagos generalizados y por su incapacidad de hacer frente con sus propios medios a la construcción del edificio In Tempo", explica Sareb. "El concurso necesario dotará de control judicial al proceso de valoración de la situación patrimonial de la compañía, su viabilidad y, en particular, la del propio proyecto".

Sareb es el principal acreedor de Olga Urbana. El organismo adquirió por mandato legal el crédito concedido por NCG Banco a Olga Urbana para la construcción del In Tempo el 31 de diciembre de 2012. En ese momento el edificio se encontraba aproximadamente al 93% de su construcción y la fecha prevista para la culminación de las obras era entre marzo y abril de 2013. El importe de la deuda de Olga Urbana con Sareb asciende a unos 100 millones de euros.