Se estrecha el arco político

Estimación de voto del CIS: PP, 27,5%; PSOE 23,9%; Podemos, 22,5%

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de octubre sitúa a Podemos como tercera fuerza política con una estimación de voto del 22,5% (siete puntos más que tres meses antes), mientras que el PP de desploma hasta marcar su peor resultado de la legislatura (27,5%) y ya sólo supera en 3,6 puntos al PSOE, que se recupera con relación a julio y llega hasta el 23,9%.IU sería la cuarta fuerza política, con un 4,8% de los votos, seguid de UPyD, con un 4,1%. Además, Podemos figura como la primera opción en intención directa de voto, con un 17,6%, frente al 14,3% del PSOE y el 11,7% del PP. Nunca un partido con tan solo ocho meses de vida había conseguido un ascenso de tal calibre.

El PP cae en tres meses del 30,0% en estimación de voto al 27,5%, mientras que el PSOE ha subido dos puntos, del 21,2% al 23,9%, y Podemos irrumpe de forma considerable y pasa del 15,3% que tenía en julio al 22,5% en octubre.

La encuesta se realizó en los primeros días de octubre, en pleno escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid y nada más conocerse el contagio por ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero. El CIS, sin embargo, explica que dado que los datos de los indicadores intención de voto e intención de voto + simpatía"son datos directos de opinión y no suponen ni proporcionan por sí mismos ninguna proyección de hipotéticos resultados electorales", se han añadido en el anexo "los resultados de aplicar un modelo de estimación a los datos directos de opinión proporcionados por la encuesta". Este procedimiento conlleva la ponderación de los datos por recuerdo de voto imputado y aplicación de modelos que relacionan la intención de voto con otras variables. "Obviamente" admite el CIS, "la aplicación a los mismos datos de otros modelos podría dar lugar a estimaciones diferentes.

"El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha estrenado en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) superando en valoración ciudadana al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque ambos suspenden.

Sánchez es además el segundo líder político más valorado, sólo por debajo de la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, en este ranking que se elabora con los portavoces parlamentarios en el Congreso, por lo que no incluye a dirigentes políticos emergentes como Pablo Iglesias, de Podemos. Rajoy, por su parte, se sitúa en los tres últimos puestos de esta lista, y sólo los portavoces de Foro y UPN tienen peor nota que el jefe del Ejecutivo.

Pedro Sánchez obtiene una nota de 3,85 mientras que la de Rajoy es de 2,31 -1,54 puntos por debajo del líder socialista-. La nota de la primera de la lista, Uxue Barkos, es un 4,12. Tras Barkos y Sánchez los líderes más valorados son el portavoz de ERC, Alfred Bosch, con 3,75; la líder de UPyD, Rosa Díez (3,63), y el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara (3,48).

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría (2,75) vuelve a ser el miembro del Ejecutivo más valorado por los ciudadanos, en un ranking en el que el titular de Educación, José Ignacio Wert (1,47), repite con la peor nota y en el que no aprueba ningún ministro.

Se mantiene la preocupación social por la corrupción y por el paro

La corrupción sigue siendo el segundo problema para los españoles después del paro, según el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que apenas refleja variaciones respecto al del mes anterior. La última encuesta del CIS se realizó entre el 1 y el 13 de octubre, días en los que salió a la luz el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid.

El sondeo muestra un leve aumento de la preocupación por el paro, mencionado por el 76% de los ciudadanos, siete décimas más que en la encuesta de septiembre, y un ligero descenso de la inquietud por la corrupción, citada por el 42,3% de los encuestados, cuatro décimas menos que en el barómetro anterior y a más de dos puntos de distancia del máximo histórico (un 44,5% en marzo de 2013).

Los problemas de índole económica permanecen en tercer lugar, pero pierden peso, al ser apuntados por el 27% de los españoles, 1,8 puntos menos que en septiembre.

También desciende la preocupación por los políticos y los partidos, aún en cuarta posición al ser mencionados por el 23,2%, por un 25,8% del mes anterior.

La encuesta -realizada durante la crisis del ébola- muestra un leve incremento de la inquietud por la sanidad, que aparece en el 11,8% de las respuestas, tres décimas más que en septiembre.

La educación (9,1%), los problemas de índole social (7,8), los recortes (4,8%), los problemas relacionados con la calidad en el empleo (4,8%) son las siguientes preocupaciones más mencionadas, seguidas por los nacionalismos, citados por el 3,4 %.

El 82,2% de los españoles cree que la situación económica es mala o muy mala, en tanto que sólo un 1,3% sostiene que es buena y un 16,1% la ve regular.

A un año vista, la mayoría de los ciudadanos (un 45,3 %) opina que la situación económica seguirá igual, el 25% considera que irá a peor y el 20% que mejorará.

Tampoco son optimistas los españoles ante la situación política: el 80,5% de ellos la califica de mala o muy mala, el 2,1% de buena o muy buena y el 14,4% de regular.

Con vistas al futuro, el 48,1% de los sondeados responde que la situación política seguirá igual, el 27,3 % teme que empeorará y el 11,6% que mejorará.