Ganó 339 millones de euros

Grifols mejoró un 27% su beneficio hasta septiembre

Vista general de una Junta General Extraordinaria de Accionistas de Grífols.
Vista general de una Junta General Extraordinaria de Accionistas de Grífols. EFE

Agencias Barcelona
La farmacéutica Grifols obtuvo un beneficio neto de 339 millones de euros en los nueve primeros meses del año. Este dato implica un crecimiento del 26,9% del resultado respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, según informó ayer la compañía.
Los ingresos acumulados hasta septiembre, incluyendo el negocio de diagnóstico transfusional adquirido a Novartis en enero, aumentaron un 19,1% y se situaron en 2.438,1 millones de euros. Las divisiones Bioscience, Diagnostic y Hospita aceleraron un 24,5% su crecimiento en el tercer trimestre.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 769,8 millones de euros en los nueve primeros meses de 2014. Representa un crecimiento del 16,1% frente a los 663 millones de euros del mismo periodo de 2013.
La deuda financiera neta de Grifols a finales del tercer trimestre de 2014 se situó en 3.266,1 millones de euros, cifra ligeramente superior a los 3.163,3 millones de euros registrados en el primer semestre por la fuerte apreciación del dólar frente al euro,. La mayor parte de la deuda de la compañía está referenciada en dólares.
En este sentido, la deuda financiera neta en dólares se redujo en 248 millones y pasa de 4.696 millones de dólares reportados en junio a 4.448 millones de dólares en septiembre. El ratio de deuda financiera neta sobre Ebitda ajustado se situó en 3,04 veces.
Grifols ha establecido una nueva estructura organizativa interna de alcance mundial con el objetivo de “anticiparse a la nueva realidad del entorno sanitario y poder responder de manera más competitiva”.
En la nueva organización interna se “simplifica el organigrama y se refuerzan las operaciones a través de las divisiones de negocio para agilizar la toma de decisiones comerciales y para optimizar el suministro”. Cada división tendrá su sede central. La sede corporativa de Grifols se mantiene en Sant Cugat (Barcelona), la sede de Bioscience estará en Carolina del Norte (EEUU), la de Diagnostic en California y la de Hospital en Barcelona.