Tras la suspensión del "proceso participativo catalán" decretada por el Tribunal Constitucional

Mas mantiene el 9N y demanda al Gobierno ante el Tribunal Supremo

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la reunión semanal del gobierno catalán.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la reunión semanal del gobierno catalán. EFE

El Govern ha mantenido este martes el proceso participativo del 9 de noviembre “a todos los efectos” y “con todas las consecuencias”, pese a la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional, y ha demandado al Gobierno central ante el Supremo al considerar que su impugnación viola derechos “fundamentales”.

Así lo ha explicado el conseller de Presidencia, Francesc Homs, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del gobierno catalán, después de que el Tribunal Constitucional haya acordado por unanimidad la suspensión provisional del proceso participativo del 9N a petición del Gobierno, que considera que la Generalitat pretende desarrollar la consulta soberanista inicial, también suspendida, a través de un mecanismo alternativo.

Homs, que ha evitado asegurar textualmente que habrá urnas el 9N pese a la insistencia de los periodistas, ha aseverado, sin embargo, que el Govern mantiene el proceso participativo “con todas las consecuencias” y “a todos los efectos”, y por tanto sin cambios, alegando que así el Ejecutivo garantiza “la libertad de expresión” de los catalanes.

El conseller ha dado a entender que el Govern no se siente aludido por la decisión del TC esgrimiendo que hay una “confusión”, porque “se nos dice que no podemos hacer una cosa que no hacemos”, en la línea con la posición que defiende la Generalitat de que el nuevo 9N no es la continuidad de la anterior consulta, como, en cambio, sostiene el Gobierno central en su impugnación.

Además de mantener sin cambios el 9N, la Generalitat presentará alegaciones al Constitucional contra la suspensión, y el presidente catalán, Artur Mas, pedirá para esta semana una reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir y el Ejecutivo catalán demandará al Gobierno central ante el Tribunal Supremo para que actúe ante lo que consideran una violación de “derechos fundamentales”.

Preguntado por si trasladarán esta demanda a instancias internacionales, Homs ha afirmado que no desvelará la estrategia futura del Govern por una cuestión de “legítima defensa” y sólo ha avanzado que la Generalitat ha acudido por ahora al TS con el deseo de que se pronuncie antes del 9N con medidas cautelares.

El conseller ha incidido en que la demanda al TS es para “defender derechos fundamentales de los ciudadanos de Cataluña como el de participación, libertad de expresión e ideológica” que, a su juicio, están en cuestión por la impugnación que hizo el Gobierno del PP del 9N que hoy ha aceptado el TC.

Como prueba de que continúa el proceso participativo, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha difundido hoy el vídeo de final de la campaña “Votaré por ti”, en el que aparece el presidente catalán, Artur Mas, anunciando su voto para el 9N en lugar del violonchelista ya fallecido Pau Casals.

Si el pasado viernes compareció Artur Mas para reaccionar a la impugnación del Gobierno central, en esta ocasión ha sido Homs el que ha dado la conferencia de prensa tras la reunión ordinaria del ejecutivo, que se ha alargado una hora más de lo que es habitual.

En cuanto a la decisión del alto tribunal, Homs ha añadido: “Lo que considera el Gobierno es que hemos cambiado el nombre a la misma cosa y no hemos cambiado el nombre a la misma cosa; el presidente catalán lo explicó el 14 de octubre, tras la primera suspensión del TC”.

El conseller ha dicho que el gobierno catalán ha cumplido con la ley porque canceló la consulta original cuando fue suspendida y ha augurado que no cree que actúe la fiscalía: “Espero que todos cumplan con la ley”, ha añadido.

Homs ha pedido también al Gobierno central que “asuma sus responsabilidades” por haber llegado a “este punto tan absurdo” de que se suspenda un proceso participativo y, preguntado por si traspasarán la organización del 9N a entidades, ha remarcado que “la responsabilidad de lo que viene haciendo el Govern es por definición del propio Govern.“

No obstante, el conseller ha subrayado que todos los que participarán el 9N, incluidos funcionarios y directores de institutos, no deberían tener “nada que temer” porque, ha recordado, “son voluntarios”.

El Gobierno, convencido de que no habrá consulta el 9N en Cataluña

El Gobierno está convencido de que, después de la suspensión por parte del Tribunal Constitucional del 9N que tenía previsto hacer el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y pese a la reacción a esa decisión por parte del Ejecutivo catalán, no habrá consulta en Cataluña el próximo domingo.

El Gabinete de Mariano Rajoy, según fuentes gubernamentales, está satisfecho por la decisión adoptada por el Tribunal Constitucional ante la impugnación que el Consejo de Ministros acordó presentar el pasado viernes ante esa consulta alternativa.

“El Gobierno ha hecho lo que tenía que hacer, impugnar”, han recalcado las fuentes citadas, que han instado a Mas a acatar la suspensión y se han mostrado convencidas de que, tras la nueva decisión del Alto Tribunal, no habrá consulta en Cataluña el próximo domingo.

En ese sentido, consideran que Mas no dará finalmente el paso de seguir adelante con la consulta y le responsabilizan de las actuaciones que en esa dirección pueda haber por parte de colectivos catalanes.

Una apreciación que sale al paso de la posibilidad de que Mas promueva que sean asociaciones y entidades como la Asamblea Nacional Catalana las que aparezcan ante la opinión pública como las responsables de organizar una consulta el 9 de noviembre.

El Gobierno subraya ante esa posible maniobra que Mas no puede engañar a nadie porque considera que todo el mundo sabe que él es el responsable. Así, subrayan que la Generalitat es la responsable de la página web creada para llamar a las urnas e informar de quién puede votar, cómo y dónde puede depositar su papeleta.

También hacen responsable a Mas de la apelación para que el domingo abran los colegios en Cataluña con el fin de que los ciudadanos puedan depositar su papeleta, así como de la carta enviada a radios y televisiones con licencias de la Generalitat para emitir de forma gratuita anuncios que informen del proceso participativo del 9N.

El Gobierno está tan convencido de que no habrá consulta el domingo que no tiene previsto que nadie del Ejecutivo comparezca ese día para exponer su opinión sobre lo que acontezca esa jornada.

Ante el hecho de que el consejero de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, haya asegurado hoy que se mantiene el proceso previsto, las fuentes del Gobierno han recordado que Mas también garantizó en su día que habría un referéndum legal y ya se ha visto lo que ha ocurrido.