Los clientes podrán mover sus productos con libertad

Banca y seguros competirán de forma directa por los planes Ahorro 5

Diego Martín-Abril, director general de Tributos.
Diego Martín-Abril, director general de Tributos.

Una de las grandes dudas surgidas tras el alumbramiento de los planes Ahorro 5 va camino de despejarse. Este producto, presentado en junio con el proyecto de ley de reforma fiscal, busca fomentar el ahorro a medio y largo plazo gracias a una exención tributaria de los rendimientos obtenidos, siempre que la inversión se mantenga al menos cinco años.

En la primera propuesta ya se recogía expresamente que estos productos podrían adoptar la forma de “seguro de vida individual a largo plazo (SIALP)” o de “cuenta individual de ahorro a largo plazo (CIALP)”, pero en un principio no se sabía si el dinero podría moverse libremente entre los planes con formato bancario y los planes con formato asegurador.

Durante la tramitación del proyecto de ley en el Senado, el grupo popular ha introducido una enmienda (que previsiblemente quedará incorporada a la nueva ley), que contempla que el dinero ahorrado en los planes Ahorro 5 podrá traspasarse entre entidades, ya tenga el formato bancario o asegurador, lo que agudizará la competencia.

Hasta ahora, las entidades contaban con que los clientes podrían trasladar su dinero a otros planes Ahorro 5, siempre que mantuvieran la misma naturaleza jurídica, seguro o cuenta de ahorro, pero con la enmienda se favorecerá la búsqueda del producto más rentable.

La otra limitación que tendrán los planes Ahorro 5 se refiere al importe que podrá destinarse: un máximo de 5.000 euros al año por persona. Si el dinero se rescata a partir del quinto año de inversión, los rendimientos estarán exentos fiscalmente, pero el cliente podrá renovar el producto y mantener este tipo de inversión indefinidamente, según recordó ayer el director general de Tributos, Diego Martín-Abril, durante la celebración de unas jornadas sobre planes de pensiones organizadas por Axa y El Nuevo Lunes. “Se trata de una buena alternativa para fomentar el ahorro a medio y largo plazo”, apuntó.

Los planes Ahorro 5 deberán garantizar al menos el 85% del capital invertido y, de acuerdo con las primeras estimaciones, el tipo de interés que ofrecerán inicialmente será algo inferior al 3% TAE.

La posibilidad de movilizar los fondos de un banco a una aseguradora repite el mismo esquema que existe con los planes de pensiones y los planes de previsión asegurados (PPA). Estos últimos son el equivalente del mundo asegurador para las pensiones privadas, tienen las mismas características fiscales y el dinero ahorrado a través de estas dos fórmula puede movilizarse libremente, siempre que se trate de otro PPA o un plan de pensiones.

Otra de las iniciativas más importantes adoptadas para fomentar la previsión social complementaria es la mejora de la liquidez de los planes de pensiones. La directora general de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), Flavia Rodríguez-Ponga, recordaba ayer en estas jornadas que, al permitir rescatar las aportaciones realizadas a los 10 años de haberlas constituido “se fomentará el ahorro en jóvenes que ahora ni se plantean congelar su dinero durante 35 años”.