Estudia acciones jurídicas contra el Gobierno

Artur Mas: “El proceso de participación no se puede parar”

"No se puede parar este proceso de participación ciudadana", ha dicho el presidente de Cataluña, Artur Mas, en la rueda de prensa convocada para comunicar las últimas decisiones de la Generalitat con respecto al proceso del 9N.

Con el recurso que el Gobierno central ha presentado hoy ante el Tribunal Constitucional contra el "proceso de participación ciudadana" del próximo 9 de noviembre, el Ejecutivo comete "abuso de poder y de derecho a la vez", en palabras de Mas. "Está usando el Tribunal Constitucional de manera impropia, porque a esta institución no le corresponde resolver conflictos políticos. Esto demuestra la incapacidad manifiesta del Gobierno central" ante el problema que constituye la consulta del 9N.

El presidente de la Generalitat ha comunicado que otra decisión ha sido la de "completar el operativo" del 9N, aunque a la pregunta sobre qué detalles faltan, no ha querido especificarlos, para no ofrecer pistas al Gobierno central, ha explicado. Mas ha subrayado varias veces que al proceso se han apuntado 40.000 voluntarios. "Algunos de ellos serán también funcionarios, pero habrá de todo y nadie les ha obligado a participar", ha afirmado el presidente catalán, respondiendo así a uno de los argumentos utilizados por el Gobierno central contra la consulta.

La tercera decisión tomada por Mas ha sido reservarse la posibilidad de convocar urgentemente los partidos que forman el pacto nacional sobre el derecho a decidir. "Si es preciso, y para amparar este proceso, se hará la semana que viene", ha explicado Mas, quien no descarta que en aquella sede se tomen otras decisiones.

El presidente de la Generalitat ha empezado sus declaraciones afirmando que el Gobierno "ha pasado la línea del ridículo", al impugnar la convocatoria del proceso participativo, "porque nos acusan de hacer lo que no estamos haciendo, es decir, un referéndum encubierto. Todo lo contrario: nuestro objetivo es únicamente conocer la opinión de los catalanes sobre su propio futuro y lo hacemos públicamente". 

En cuanto al dispositivo que se pondrá en marcha, Mas ha explicado que los locales disponibles son 1.317, habrá más de 600 mesas y de 900 municipios involucrados. "No podemos prever otra cosa que un operativo policial normal", ha añadido Mas, "el mismo despliegue que para una gran manifestación de carácter deportivo o internacional".