cuentas de una empresa

Andalucía tendrá su propia banca pública

Las distintas organizaciones de empresarios y autónomos mostraron su satisfacción por el nuevo ente de crédito, una vieja reivindicación del sector.

La aprobación del anteproyecto de ley por el que el Consejo de Gobierno da el visto bueno a la puesta en marcha del Ente Público de Crédito de Andalucía (ECA) satisfacerá una vieja reivindicación de la Confederación de Empresas Pequeñas y Autónomos de Andalucía (Cempe-A) y la Conderación de Autónomos de Economía Social de Andalucía (Caesa).

Así se lo han dicho al coordinador general de IU LV-CA, Antonio Maíllo, que mantuvo con ellos un encuentro en el Parlamento andaluz, con intención de conocer más a fondo los detalles del nuevo organismo de crédito. El presidente de Cempe, Óscar Benitez, considera que "la puesta en marcha de la banca pública andaluza supone para muchos pequeños empresarios el fin de su asfixia, ya que llevan muchos años luchando por acceder a créditos que les permitían mantener con vida sus negocios". Beneficiará sobre todo a las pymes y micropymes, que eran las que tenían más problemas para conseguir liquidez en unas condiciones más favorables.

Por su parte, la responsable de Caesa, Rosa María Martínez, se congratuló del enorme "logro conseguido entre todos, ya que a partir de ahora no sólo los autónomos y las pequeñas empresas podrán obtener financiación y liquidez en condiciones mejoradas y a tipos de interés afrontables, sino que la fluidez económica permitirá a miles de empresarios fortalecer y ampliar sus negocios".

Los distitnos órganos empresariales desean que el citado énte de crédito público andaluz esté en funcionamiento lo antes posible. De hecho han trasladado a la consejera de Hacienda y Administración Pública, además de al coordinador general, su disposición para que esta banca cumpla con el cometido con el que ha sido creada. Consideran todo un acierto, que se haya formado un gobierno corporativo en el que tienen presencia los ciudadanos y los distintos agentes sociales con la intención de garantizar el mayor grado de independencia posible.

También agradecen que esta banca pública nazca con la inteción de respaldar financieramente tanto a aquellos negocios tradicionales como a los que tienen un alto potencial de crecimiento y es que así "no sólo se verá beneficiadas las actividades históricas como el comercio o la agricultura", ya que también genera posibilidades de futuro para los que presenten proyectos innovadores, vinculados con las energías renovables y las nuevas tecnologías.