Ya obtuvo la mejor nota en el análisis de Oliver Wyman

Kutxabank, la entidad más solvente de España

Mario Fernández, presidente de Kutxabank
Mario Fernández, presidente de Kutxabank

Kutxabank ocupa la primera posición entre las 15 entidades financieras españolas que se han sometido a los test de estrés del BCE, ya que mantendría un ratio de capital del 11,82% aunque se diera el peor de los escenarios posibles. Un nivel de solvencia muy por encima del 5,5% exigido para superar la prueba. En el escenario más benigno, su ratio de capital se elevaría al 12,36%, frente al 8% que está fijado por los reguladores europeos como nota de corte.

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, aseguraba ayer, por medio de un comunicado, que se trata de unos resultados “extraordinariamente positivos”, que permiten mantener el “objetivo fundamental” de la entidad, que es satisfacer a sus clientes. “Saben que tienen su dinero en la entidad de crédito más solvente del sistema financiero español y me parece que es un elemento de tranquilidad muy importante”, añadió.

La nota remitida ayer también destaca que es la segunda vez desde su constitución en 2012 que Kutxabank obtiene la mejor ratio de solvencia en una prueba de estrés bancario, ya que en septiembre pasado, el análisis realizado por la consultora Oliver Wyman a los 14 principales bancos españoles le atribuyó el índice más elevado de todo el sistema.

El examen europeo también ha analizado la denominada ratio de apalancamiento (levereage ratio), un índice importante para determinar el grado de endeudamiento de una entidad de crédito. En este caso Kutxabank, con una ratio del 7,1%, vuelve a lograr la mejor nota del sistema financiero español.

Kutxabank empezó a operar en 2012 como fruto de la fusión entre las tres cajas de ahorro del País Vasco (BBK, Kutxa y Caja Vital), más la cordobesa Cajasur, que previamente había adquirido en subasta BBK.

Abanca, escaso impacto de la revaluación de activos

Abanca, entidad resultante de la nacionalización y posterior venta de Novagalicia Banco, es una de las entidades en las que menor impacto ha tenido el análisis de la calidad de los activos (AQR), llevado a cabo por el BCE antes de realizar el ejercicio de estresar los balances de las entidades.

En el caso de la entidad gallega, controlada por el grupo venezolano Banesco, el impacto de esta revisión fue tan solo del 0,07% sobre el total de sus activos, lo que demuestra que Abanca es una de las entidades con la cartera de crédito mejor clasificada y provisionada. Esto se debe, en buena medida, a que el banco transfirió la mayor parte de sus activos problemáticos a la Sareb. Además, la entidad recibió más de 8.000 millones de euros de fondos públicos para recapitalizarse. Realizado el ejercicio de AQR, Abanca ha obtenido una holgura de 814 millones de euros, en el escenario más adverso de los test de estrés. Esta cifra, supone un ratio de solvencia (CET1) de 9,14%, en 2016, que supera en 3,64 puntos el 5,5% mínimo exigido por el BCE.

En un escenario menos agresivo contemplado en estas pruebas, denominado base, Abanca es una de las entidades con mejor ratio de solvencia en 2016, con un 13,89.

El banco recuerda en una nota de prensa que el examen ha sido “el más exigente de los realizados hasta el momento”. También apunta que el análisis recoge tanto la revisión de la calidad de los activos en el punto de partida, como el deterioro que experimenta la cartera en un escenario adverso, y la capacidad de la entidad para generar resultados que absorban ese deterioro.

De acuerdo con los modelos predictivos realizados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés), Abanca tendría una capacidad de generar un beneficio de 337 millones de euros entre 2014, 2015 y 2016. En caso de que se produjese el escenario adverso, la entidad sufriría unas pérdidas agregadas de 533 millones.

Abanca atribuye el “buen resultado obtenido en la evaluación del BCE” a su buena capitalización y su elevado saneamiento, que le permiten limitar el impacto de un escenario económico negativo.

Unicaja, 1.140 millones de superávit de capital

La ratio de capital de primer nivel de Unicaja a cierre de 2013 era del 11,08%. Ese es el escenario de partida en la prueba del BCE y la EBA. En la revisión de la calidad de sus activos (AQR, por sus siglas en inglés), el capital más solvente de la entidad andaluza desciende hasta el 10,88%.

En el escenario base de los test de estrés, esa ratio subiría hasta el 11,12%, es decir, por encima de su situación actual. El impacto del escenario adverso sobre la solvencia de Unicaja sería mayor, ya que su capital de primer nivel descendería en ese supuesto hasta el 8,89%, cerca de dos puntos porcentuales por debajo de su nivel presente.

Unicaja, que adquirió este añoBanco Ceiss, contaría con un exceso de capital para superar el escenario adverso de los test de estrés de 1.140 millones de euros. Precisamente fue la adquisión de BancoCeiss lo que permitió a Unicaja multiplicar por doce su beneficio hasta los 547 millones de euros en el primer semestre del año.

El beneficio neto de la entidad andaluza se resentiría notablemente en este supuesto. Así, el banco perdería 133 millones de euros este año, 78 millones el próximo ejercicio y 104 millones en 2016. Mientras, en el escenario base, Unicaja ganaría 191 millones en 2014, 265 millones el próximo año y 261 el siguiente. En el escenario adverso, el quebranto por riesgo crediticio de Unicaja ascendería a los 401 millones de euros este año, los 426 millones en 2015 y 499 millones en 2016.

El informe de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) también incluye, entre otros aspectos, la exposición de cada entidad a la deuda soberana. En el caso de Unicaja, el banco cuenta con 14.350 millones de euros de posiciones netas en deuda pública española. La entidad también tiene 322 millones de euros en bonos soberanos de Italia.

Catalunya Banc, solvencia del 8% en el peor escenario

Catalunya Banc, adquirida por BBVA en julio, también ha sido examinada por el BCE y la EBA, al igual que todas las entidades que requirieron ayudas públicas. La entidad catalana supera con claridad la nota exigida para el aprobado tanto en el escenario base de los test de estrés como en el adverso, e incluso contaría con un exceso de capital para superar el peor de los casos de 444 millones de euros.

El ratio de capital de primer nivel de Catalunya Banc a cierre de 2013 era del 12,32% y este nivel apenas desciende una décima porcentual, hasta el 12,21%, después de practicarse el examen a la calidad de los activos de la entidad (AQR, por sus siglas en inglés). Ese es el punto del que se parte para analizar después el nivel de resistencia de la entidad en los test de estrés. En el escenario base, el ratio de primer nivel de la entidad catalana caería hasta el 11,76%.

En el escenario adverso, sin embargo, la solvencia de la entidad cae con brusquedad. Así, la ratio de capital de máximo nivel deCatalunya Banc descendería en cuatro puntos porcentuales hasta el 8,02%.En cualquier caso, queda claramente por encima del 5,5% exigido para aprobar.

El informe de la EBA incluye el impacto sobre las cuentas de cada entidad del escenario adverso. En el caso de Catalunya Banc, que ha sido adquirida por BBVA y por tanto no sobrevive como entidad independiente, el banco catalán perdería 626 millones de euros en este ejercicio, 351 millones en 2015 y 191 millones en 2016. Pero incluso en el escenario base,Catalunya Banc anotaría pérdidas:276 millones de euros de números rojos este año, 85 el próximo y 28 en 2016.

La entidad catalana destaca como uno de los bancos españoles analizados en la prueba con un mayor ratio de morosidad (10,84%), mientras que su ratio de cobertura es del 57,89%.Sus quebrantos por riesgo crediticio fueron de 2.058 millones de euros a cierre de 2013 y en el escenario adverso serían de 874 millones este año.

En el informe también aparece la exposición de Catalunya Banc a la deuda pública española, que en 2013 era de 10.446 millones.

Ibercaja, solvencia del 7,6% en el peor escenario

Ibercaja mantendría un ratio de capital del 7,6%, aun en el caso de que se cumplieran las hipótesis más catastrofistas previstas por el BCE en el marco de las pruebas de resistencia a las que se ha sometido al sector bancario de la zona euro. La nota de corte era del 5,5%, así que la caja de ahorros aragonesa supera en 2,1 puntos el nivel exigido, lo que supone un exceso capital de 641 millones de euros.

En la hipótesis económica más plausible, la entidad presidida por Amado Franco lograría mantener un ratio de capital del 10,6%, frente al 8% exigido. En caso de que se aplicara la nueva normativa de solvencia de Basilea, más exigente, Ibercaja tendría un ratio del 7,5%, al mismo nivel que La Caixa.

Cajamar, dos puntos por encima del aprobado

Cajamar, formada por 19 cajas rurales y Banco de CréditoCooperativo, mantendría en 2016 un ratio de capital (CET1) del 7,99% en el peor escenario previsto por elBCE, mientras que su solvencia sería del 10,17% en el escenario base. El presidente de Banco de Crédito Cooperativo, LuisRodríguez, mostró ayer su satisfacción por el resultado de la prueba, “dado que avala la gestión prudente realizada en estos años de crisis, en los que Grupo Cajamar ha crecido y diversificado su actividad con la incorporación de 26 cajas rurales a su modelo de desarrollo y consolidación del cooperativismo de crédito en España”. Su exceso de capital sería de 592 millones de euros.

BMN aprueba con holgura los test de estrés

BMB (Banco Mare Nostrum), compuesto por la fusión de Caja Murcia, Caja Granada y Sa Nostra, conservaría un ratio de capital de primer nivel del 8,09% en el escenario adverso de los test (frente al 5,5% requerido para aprobar) y del 10,3% en el escenario base, donde se necesita un 8% para superar la prueba. La entidad, que ha recibido ayuda pública, contaría con un exceso de capital para superar el peor escenario de 531 millones de euros.