Emprendedores

Un ‘Google Maps’ para conocer el cerebro

MintLabs, acelerada por Wayra, llega al MIT y a Harvard y abre oficina en EE UU

Mapa cerebral en 3D de MintLabs.
Mapa cerebral en 3D de MintLabs.

Acaban de ganar el premio a la mejor start-up en el South Summit celebrado en Madrid entre una veintena de emprendedores. Su Google Maps para el cerebro, un mapa en 3D y en color, destinado a los médicos, ha cautivado a empresas e inversores.

Los creadores de esta pequeña compañía, llamada MintLabs, son un portugués y una macedonia que emprenden desde Barcelona y con el apoyo de Wayra, la aceleradora de Telefónica.

Paulo Rodrigues (Viana do Castelo, 1981), ingeniero informático, y Vesna Prchkovska (Bitola, 1982), ingeniera electrónica, son dos amigos que se conocieron en Holanda realizando un doctorado de Ingeniería en Biomedicina.

Ambos buscaron posteriormente una ciudad para seguir trabajando. “Después de Holanda buscamos un lugar con sol para vivir y vimos que Barcelona estaba muy avanzada en nuestro campo”, explica Rodrigues.

La empresa está cerrando una ronda de financiación de 500.000 euros

Él comenzó una etapa posdoctoral en la Universidad de Barcelona y, por su parte, Prchkovska recibió una prestigiosa beca Marie Curie para investigar en Idibaps (del Hospital Clinic). Ambos continuaron sus investigaciones sobre cómo mejorar la neuroimagen.

Crearon una aplicación de visualización del cerebro, aunque en principio los médicos les decían que era muy difícil y no tenían tiempo de interpretarlo. Así que decidieron simplificar los mapas, hacer algo tan sencillo de usar como Google Maps.

En marzo de 2013 comenzaron su etapa como emprendedores y fueron seleccionados por Wayra para desarrollar el proyecto, que les financió, además de recibir recursos de Enisa y del Institut Català de Finances, con un total de 240.000 euros. En la actualidad están cerrando una ronda de financiación por valor de 500.000 euros en la que van a entrar algunos business angels.

El producto consiste en una plataforma que mediante el procesado de imágenes provenientes de resonancias magnéticas realiza un mapa del cerebro en 3D que permite ver cómo interconectan los cables neuronales y cómo es la estructura de cada cerebro. Estas imágenes facilitan el trabajo a los médicos a la hora de hacer diagnósticos, prescribir tratamientos o intervenir de la forma menos incisiva posible en un paciente.

Vesna Prchkovska y Paulo Rodrigues, creadores de MintLabs.
Vesna Prchkovska y Paulo Rodrigues, creadores de MintLabs.

El médico ve en tres dimensiones y en color el cerebro del paciente y lo puede manejar en una pantalla táctil, girando o ampliando para observar la zona que le interese. “El cirujano puede utilizar las imágenes para explorar el cerebro antes de intervenir, sirven también para ayudar al diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer o la esclerosis múltiple, o en tratamientos psiquiátricos, además de ayudar a la investigación”, apunta.

Señala que como competencia tienen alguna otra empresa que hace lo mismo, pero no enfocadas en el cerebro, y las grandes compañías de diagnóstico de imagen, como Philips, Siemens o General Electric. “Aunque estas multinacionales están más centradas en el equipo, así que podemos ser colaboradores”, asegura, “sería la forma más rápida de llegar al mercado”.

Actualmente sus clientes son 10 hospitales españoles (como el Clínic de Barcelona o el Ramón y Cajal de Madrid). Acaban de llegar también a EE UU, a los centros médicos ligados a la Universidad de Harvard y al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en sus siglas en inglés).

Fundamentalmente, sus mapas los utilizan los investigadores en pruebas con pacientes. “Ya estamos facturando”, confirma, con unas previsiones de alrededor de 100.000 euros en 2014 y siete veces más para 2015. “En un futuro, los clientes serán los hospitales públicos y privados, las aseguradoras en EE UU y las compañías farmacéuticas para realizar sus ensayos clínicos”, prevé Rodrigues.

Su road map pasa por introducir su producto, que sigue en continua mejora, en EE UU a nivel comercial. “Ahora mismo estamos abriendo oficina allí”, adelanta. El lugar elegido es Boston, con una larga tradición de empresas en el sector salud y centros de investigación (MIT y Harvard, por ejemplo). “Podríamos haber ido también a Silicon Valley, porque hay más recursos y somos una empresa tecnológica”.

“Wayra nos ha dado recursos y redes”

Vesna Prchkovska y Paulo Rodrigues con el premio a la mejor start-up en The South Summit 2014.
Vesna Prchkovska y Paulo Rodrigues con el premio a la mejor start-up en The South Summit 2014.

“La inversión inicial de Wayra ha sido fundamental para crear la start-up”, asegura Paulo Rodrigues. “Nos ha dado recursos pero también networking [redes de contacto] y han ejercido de mentores. La marca de Telefónica cambia la forma en la que la gente nos escucha. Abre muchas puertas”, añade.

El conocimiento del cerebro humano es un campo todavía muy desconocido para la ciencia. Por eso, iniciativas como la de MintLabs ayudan a investigadores y médicos a avanzar en nuevos descubrimientos que finalmente lleguen a los pacientes. “Queda bastante por conocer, pero hay mucha inversión e investigación en esta área”, confirma Rodrigues.

Barack Obama ha impulsado la Brain Iniciative, igual que en el año 2000 se fomentó el conocimiento del genoma humano, que se descifró en menos de una década. Se suma también a otros proyectos como el Human Brain Project, de la Unión Europea, o el Human Connectome Project (de varias universidades de EE UU). “Igual que hace años desconocíamos el genoma, ahora se intenta lo mismo con el cerebro”, relata. “Vivimos la edad dorada de la neurociencia”.

El mapa de MintLabs incorpora también cómo son las conexiones cerebrales. “De las macroconexiones conocemos casi el 100%”, afirma. “Pero a escala más pequeña no conocemos casi nada. El Human Brain Project está mapeando neurona a neurona. Todavía quedan años”.