Hasta 2,1 rupturas en España en 2013

¿Cuáles son las comunidades donde hay más divorcios?

Canarias y Cataluña fueron en 2013, igual que el año anterior, las comunidades autónomas con más divorcios, separaciones y nulidades matrimoniales en función de su población, en tanto que Extremadura fue la autonomía con menos rupturas de pareja. Por cada 1.000 habitantes hubo 2,1 rupturas en España, una tasa que superan ampliamente Canarias (3,0) y Cataluña (2,5), además de la Comunidad Valenciana (2,4), Baleares (2,3), Asturias y Madrid (2,2 en cada caso), al igual que las ciudades autónomas de Ceuta (2,8) y Melilla (2,3).

Esa es una de las conclusiones de la Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios del año 2013 que hoy publica el Instituto Nacional de Estadística (INE). En 2013 se rompieron 100.437 parejas, entre nulidades, separaciones y divorcios, un 0,8% más que un año antes, al tiempo que aumentó hasta el 17,9% las concesiones de custodia compartida de hijos, frente al 14,6% de 2012.

La duración media de los matrimonios no ha variado mucho respecto a 2012 y las parejas permanecen juntas una media de 15,5 años, un periodo algo menor en el caso de los que se disuelven por divorcio (15,2 años) y bastante más largo en el caso de las separaciones (20,8 años).

Estos son algunos de los datos de la Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que explica que, debido a cambios metodológicos, muchos de los datos de 2013 no pueden compararse con los de otros ejercicios.

En la mayoría de los divorcios entre personas de distinto sexo los hombres tenían entre 40 y 49 años y las mujeres entre 30 y 39, mientras que en las separaciones, la edad más común fue entre 40 y 49, tanto en hombres como en mujeres.

Es decir, que la edad media de las mujeres cuando deciden romper la pareja es de 42,3 años y la de los hombres de 44,8. El 42,8 % de los matrimonios que se separaron no tenían hijos menores o mayores dependientes y el 48 % los tenía menores de edad.

El 4,1% tenía hijos mayores de edad dependientes económicamente y el 5,1% menores de edad y mayores dependientes.Casi una de cada tres parejas que se separó, el 27,7%, tenían un sólo hijo.

En el 57,2% de los casos se asignó una pensión alimenticia que, en el 81,5% de los casos, correspondió pagar al padre, en el 4,8% a la madre y en el 13,7% a ambos.

La custodia de los hijos menores fue otorgada a la madre en el 76,2% de los casos (79,6% en 2012) frente al 5,5% que la obtuvo el padre, el 17,9 % que fue compartida y el 0,3% que se otorgó a otras instituciones o familiares.

En el 10 % de las sentencias se fijó una pensión compensatoria que en nueve de cada diez casos fue asignado al esposo.

Del total de rupturas de 2013, los divorcios (95.427) supusieron el 95 %, seguidos muy de lejos por las separaciones (4.900, el 4,9 %), y las nulidades (110), el 0,1 % restante.

El INE destaca que el 75,8 % de los divorcios y separaciones que se produjeron el pasado año fue de mutuo acuerdo.

Según los datos de Estadística, en cuanto a las nulidades matrimoniales, el tiempo medio que transcurre entre el matrimonio y la declaración de nulidad es de 5,5 años.

Otro de los datos que destaca es que tres de cada diez divorcios se produjeron tras veinte años de matrimonio y dos de cada diez tras convivir entre cinco y diez años.

En el caso de las separaciones, el 48,2 % estuvo junto más de veinte años y el 15,6 % entre cinco y diez años.

Respecto a la duración de los procedimientos, el 75,5 % de las demandas de divorcio se resolvió en menos de seis meses, un porcentaje que en el caso de las demandas de separaciones se elevó hasta el 84,2 %.

La duración media de los procedimientos es de 4,5 meses (2,9 en el caso de los de mutuo acuerdo y 9,6 en los contenciosos).

El 84,3 % del total de nulidades, separaciones y divorcios registrados en 2013 se produjo entre cónyuges españoles, mientras que en el 10,3 % de los casos uno de ellos era extranjero y el en 5,4 % los eran los dos.