Empresas vintage

Matutano, el visionario de las patatas fritas

Antiguas furgonetas de Matutano.
Antiguas furgonetas de Matutano.

Freír lonchas finas de patatas y venderlas a granel en su propia tienda es una actividad comercial de toda la vida. Más reciente es la costumbre de envasarlas en bolsas herméticas, para que puedan ser distribuidas en gran cantidad lejos del lugar de producción. El primer español que implantó este sistema fue Luis Matutano Jover, el heredero de una familia de importadores y exportadores de semilla de patata y patata de consumo, cuya empresa se fundó en 1873.

Su hijo, Jordi Matutano Subietas, lo recuerda como “un gran visionario”. Había viajado a Estados Unidos a principios de los años sesenta del siglo pasado y allí se enteró de cómo se fabricaban las patatas en bolsa. Volvió a España con las ganas de desarrollar este tipo de negocio y no esperó mucho. La prueba, en el diario Abc del 24 de marzo de 1963: “El aperitivo apetece más con Patatas Fritas Matutano”, rezaba un anuncio en la página 24. “Las únicas patatas fritas con la garantía de calidad, sabor e higiene, elaboradas con proceso totalmente mecánico en la más moderna fábrica de España”. Al lado de una foto de una bolsa de patatas, la novedad: “Saboréelas en bares y cafeterías, pídalas en charcuterías, supermercados y colmados”. Es decir: las patatas fritas, en cualquier sitio.

Al principio de su aventura, Matutano se asoció a la norteamericana Petmilk, una empresa de productos de aperitivo. Contaba con 42 empleados y ocho rutas, que cubría con sus furgonetas rosas, rojas y amarillas (más tarde se teñirían solo de este último color). Las instalaciones, que ocupaban un edificio de seis plantas, se ubicaron en Barcelona, en la calle de Caspe, 172. La inauguración oficial de la nueva planta, destinada a producir seis toneladas diarias de patatas fritas, fue una fiesta en la Ciudad Condal y reunió, el 27 de septiembre de 1965, a muchas autoridades “con sus gentiles señoras”, como señaló La Vanguardia Española.

Jordi Matutano Subietas, hijo del fundador de Matutano, Luis. “Mis amigos me llaman 'Chips', 'Patata's o 'Pomme de tierra'”, relata.
Jordi Matutano Subietas, hijo del fundador de Matutano, Luis. “Mis amigos me llaman 'Chips', 'Patata's o 'Pomme de tierra'”, relata.

Subietas, que asistió al acontecimiento, vio cómo aquel negocio iba creciendo día a día y atestigua haber ojeado los bocetos de la característica carita sonriente, que en 1975 se utilizaría como logo de la marca, diseñados por su padre “en más de un bloc de notas”. Luis Matutano se involucraba personalmente en el packaging de su producto y buscaba los colores que, según él, tenían más impacto visual: “Mi padre se emperró en que las bolsas tenían que ser rojas, blancas y doradas”. Y así fue.

Pocos años habían transcurrido tras estos exitosos comienzos cuando llegó un cambio trascendental. “Me fui a dormir con una mujer y me desperté con otra”, comentó entonces Luis Matutano, refiriéndose a la decisión repentina de Petmilk de vender la compañía a PepsiCo, una noche de 1971. Una de las consecuencias de la llegada del gigante americano fue que de las bolsas ya no salían solo patatas fritas, sino también otros aperitivos hechos con el versátil tubérculo y cereales, que se habían creado originariamente en Estados Unidos. Fue así que, entre los años setenta y ochenta, entraron en el mercado español los Cheetos y los Fritos (ambos a base de harina de maíz), los Boca Bits (a base de trigo), los Doritos (parecidos a nachos) y los Ruffles (aperitivo ondulado a base de patata). Matutano se convirtió en el líder del mercado español del sector y conquistó Portugal, al adquirir la empresa Laprovar.

En 1998 las patatas fritas Matutano pasaron a ser comercializadas bajo el logo de Lay’s, que desde entonces es el producto de aperitivo más vendido de PepsiCo en España. De los que continúan bajo la marca Matutano, los 3D’s, conos con sabor a tocino y queso, resultan ser los que más aceptación tienen.

PepsiCo, que en 2009 relanzó el símbolo con la sonrisa y amplió su gama con los frutos secos y, al año siguiente, con Matupipas y Matukikos, fabrica todos los snacks de esta marca en la planta de Burgos, donde trabajan unas 600 personas en 11 líneas que producen 50.000 toneladas anuales. Largo es el camino recorrido por la furgoneta de Matutano desde aquel comienzo en los años sesenta.

PepsiCo, mil millones de veces al día

Una bolsa antigua de Fritos.
Una bolsa antigua de Fritos.

“Fritos, fritos, fritos, fritos de maíz... el sabor auténtico de puro maíz”. Con esta canción, que acompañaba las imágenes de unos cowboys a lomo de sus caballos, PepsiCo promocionaba en la pequeña pantalla de los años ochenta uno de sus productos estrella, los Fritos. Hoy, cuando han pasado ya 43 años desde que compró Matutano y Petmilk e introdujo en España sus aperitivos, la compañía norteamericana está entre los líderes mundiales de la alimentación. En la actualidad, la empresa, que fue fundada a finales del siglo XIX en Carolina del Norte por el farmacéutico Caleb Bradham, comercializa refrescos tan comunes como Pepsi, 7Up, Gatorade y comidas como las marcas de Matutano.

PepsiCo llegó a España en los años cincuenta, cuando empezó a distribuir su popular bebida de cola a través de una franquicia. En 1971 adquirió Matutano y en 1987, a través de la compra de la firma Laprovar, se instaló también en Portugal. En 1992 incorporó en el grupo a la compañía Kas, fundada en 1955 y productora del primer refresco español de naranja con gas. A partir de 1998 las patatas Matutano pasaron a ser comercializadas bajo la marca Lay’s y se convirtieron en líder del mercado. El año siguiente, el gigante norteamericano se hizo con Alvalle, la marca de referencia de gazpacho en España, fundada en Murcia en 1992, mientras 2000 fue el año en el que PepsiCo introdujo Tropicana, la marca de zumo refrigerado.

Los productos del gigante norteamericano se consumen mil millones de veces al día en 200 países distintos. En 2013, la compañía generó más de 66.000 millones de dólares en venta neta (49.415 millones de euros), gracias al portfolio complementario de alimentos y bebidas.

El último desafío de PepsiCo es el lanzamiento, este año, de las patatas fritas Lay’s para el mercado italiano. Esta marca nació en Nashville (Tennessee) en 1932. Fue la primera marca de patatas fritas del mundo que tenía una línea de producción continua y el primer snack para el que se produjo, en 1944, un anuncio televisado. PepsiCo la adquirió en 1965.

Cronología

Matutano, el visionario de las patatas fritas

1873. Fundación de LM, empresa de la familia Matutano volcada en el comercio de semilla de patata y patata de consumo.

Principios de los sesenta. Luis Matutano Jover importa de EE UU el negocio de las patatas fritas en bolsa.

1965. Se crean Matutano y Petmilk, SA; las instalaciones se ubican en un edificio de seis plantas en Barcelona.

1971. PepsiCo, fundada en EEUU en 1965, adquiere la compañía.

1975. Una cara sonriente es el logo de Matutano.

Años setenta y ochenta. Se lanzan productos destinados a quedarse en el mercado español: Cheetos, Fritos, Boca Bits, Doritos y Ruffles.

1998. Las patatas fritas Matutano se venden bajo el logo de Lay’s. Es el producto más vendido de PepsiCo en España. De los demás productos de Matutano, los conos 3D’s, de tocino y queso, son los que más aceptación tienen.

2009. Vuelve el logo clásico de Matutano y se lanza la gama de frutos secos.

2010. La gama se amplía con las Matupipas y los Matukikos.