Bandera de Irlanda

Cambios fiscales de Irlanda no perjudicarán a pymes españolas

Tras el anuncio de la reforma fiscal en Irlanda, muchas multinacionales que tienen allí su sede principal se verán afectadas. Analizamos las consecuencias de las pymes españolas instaladas en Irlanda con un consultor experto.

Muchas de las grandes multinacionales del mundo, como Apple o Facebook, tienen ubicada su base de operaciones en Irlanda. La razón principal es que existe un régimen fiscal por el que las empresas pagan menos impuestos. Sin embargo, según ha anunciado el ministro de Finanzas en Irlanda, Michael Noonan, a partir del próximo 1 de enero, entrará en vigor una nueva ley que modificará este sistema y, por tanto, dejarán de aprovecharse del llamado "doble irlandés", que permite que las grandes empresas trasladen la carga fiscal a paraísos fiscales. De esta manera, las multinacionales se ven afectadas directamente.

Consecuencias para las pymes españolas

Para analizar las consecuencias de esta modificación para las pymes españolas en Irlanda, hemos hablado con Alejandro Fernández Soria, consultor de Fersoria Corporate Services, y experto en pymes en Irlanda. Según Fernández, las reducciones fiscales aprobadas por el ministro irlandés sólo afectan directamente a las multinacionales, que son las que se acogen al "doble irlandés". Las pymes, en principio, no deberían verse afectadas por este cambio, a menos que mantengan relaciones comerciales con estas multinacionales. Aún así, como ha podido saber Cinco Días, el impuesto de sociedades continuará siendo muy bajo (12,5%), por lo que seguirá siendo rentable. Además, se ha establecido un periodo de cinco años de transición para todas las empresas que estuvieran utilizando este sistema.

Las pymes españolas operarán de la misma manera

Alejandro Fernández subraya que se han abierto cerca de 50 negocios españoles en Irlanda y el número de autónomos también va creciendo. Tecnología, alimentación, turismo y educación son los cuatro sectores que los españoles han elegido para implantar sus negocios en Irlanda. Según nos cuenta en exclusiva Fernández Soria, no considera el anuncio del ministro una amenaza para las pymes españolas ya que “Irlanda sigue teniendo muy baja carga fiscal. Además, el doble irlandés es una práctica que usan grandes multinacionales, no las pymes, por lo tanto su desaparición no les afecta directamente”. Además, en el caso de las pequeñas o medianas empresas que tuvieran pensado empezar a operar en Irlanda, Fernández asegura que no se están frenando dichos planes, ni deberían frenarse, ya que “una pyme en Irlanda va a seguir pagando los mismos bajos impuestos que antes".