Parámetros básicos que debe tener un Plan de Empresa

J. Howard Miller
J. Howard Miller

Antes de poner en marcha una compañía hay que tener las ideas muy claras sobre lo que deseamos. Es posible conocer la viabilidad de un proyecto una vez realizado el plan de empresa, donde se analizarán e identificarán las distintas oportunidades, además de comprobar si la empresa tiene opciones de éxito y las diferentes estrategias para su constitución. A continuación te detallamos las principales características que debe reunir un plan de empresa.

· En un primer momento hay que dar a conocer la idea de negocio, para ello se la presentaremos a los promotores con intención de describir lo mejor que se pueda los servicios y productos que vamos a desarrollar.


· Se realizará un exhaustivo estudio de mercado, que englobará un entorno más próximo y otro más amplio, que incluirá factores de diferente índole como son los de carácter tecnológico, cultural o socioeconómicos. En el caso del microentorno será preciso conocer las características y gustos de los clientes, la forma de actuar de las empresas competidores y los proveedores.


· Plan de marketing: en donde se busca hacerle un hueco a la compañía dentro del mercado. En este apartado será preciso establecer la política de precios, los productos con los que se trabajará, la distribución y la comunicación más adecuada para dar a conocer los distintos servicios.


· Crear un equipo de trabajo: en este punto hay que empezar a marcar las bases del proceso de producción, la política de calidad de la compañía y establecer los perfiles de los posibles trabajadores de la compañía. Se intentará apostar por gente que esté lo más cualificada posible para desempeñar ese cargo.


Realizar un estudio económico, que nos será de gran utilidad para conocer las verdaderas necesidades de inversión. Poner en marcha un proyecto requiere de una serie de gastos, así que tendremos que valorar además los distintos recursos con los que contamos.

Recordamos, que el plan de empresa es el siguiente paso a tener en cuenta una vez que se tenga la idea de negocio. A partir de aquí hay que entrar a desarrollar y trabajar cada uno de los puntos mencionados con anterioridad.