Los supermercados son una opción a tener en cuenta para un precio reducido en combustible

Me toca repostar gasolina, ¿cómo y dónde?

Me toca repostar gasolina, ¿cómo y dónde?

Conducir. Ya sea moto, coche, autobús o camión, se necesita combustible. Antes o después llega ese momento en el que se enciende la luz que amablemente avisa de la necesidad de volver a llenar el depósito de la gasolina. Puede ser un temido momento para muchos ya que las fluctuaciones en el precio del combustible hacen que en ocasiones de verdadero miedo acercarse a la estación de servicio y repostar.

Ante una situación en la que el precio del combustible es cambiante y en la que la necesidad de repostar es total (sin combustible el vehículo no funciona aunque queramos), lo mejor es encontrar el modo y el lugar en el que poder hacer que el trámite sea más llevadero económicamente hablando. Los últimos datos que aporta el boletín de la Comisión Europea sobre los precios del combustible durante la primera semana de octubre apuntan a que el litro de gasolina está a 1,405 euros y el de gasóleo a 1,313 euros, lo que supone un incremento respecto a la última semana de septiembre (1,401 euros el litro de gasolina y 1,312 euros el litro de gasóleo).

¿Dónde? ¿Cómo?

La gran pregunta. ¿Dónde repostar? En ocasiones el lugar no deja de ser otro que el primero que haya en carretera, pero otras veces sí se puede prever y elegir dónde poder repostar a un precio mejor. Las opciones para encontrar el mejor precio son varias, ¿qué hacer para encontrar el mejor precio?

  • Comparadores. La tecnología está de nuestro lado y usar cualquier herramienta que haga ahorrarnos dinero es siempre una buena opción. Los comparadores son capaces de indicar qué gasolinera tiene el mejor precio en relación a una ubicación concreta. Proporcionan un abanico de opciones a valorar y que además están al alcance del móvil.
  • Gasolineras de supermercados. Un estudio de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) que busca la gasolina más cara y más barata en España revela que dentro del ranking de las 10 estaciones más baratas, la mitad pertenecen a supermercados. Se postulan por lo tanto como opción de cara al ahorro las gasolineras que forman parte de grandes superficies.
  • Tarjetas. El medio de pago más utilizado en el mundo puede llegar a ser un aliado. Hay entidades que tienen acuerdos con estaciones de servicio por lo que se produce un descuento de un porcentaje en las próximas compras o bien en esa misma compra. También funcionan las tarjetas de fidelización por puntos.

Cuidado con los errores

Andar despistado repostando puede salir muy caro. Es muy importante tener claro el tipo de combustible que el vehículo necesita. Hay que decir que hoy día es más difícil que ocurra el desastre ya que el grosor de la manguera y el de la boca del depósito encajan cuando se trata del combustible adecuado. En cualquier caso, si hemos cometido el error de echar lo que no era y nos damos cuenta antes de arrancar el vehículo, el primer paso es extraer el combustible del depósito (llamar al seguro y pedir una grúa que lleve el vehículo a un taller donde poder realizar esta operación puede ser el procedimiento oportuno). En estos casos, las consecuencias son mínimas ya que no se producen daños en el coche.

Si por el contrario no nos hemos dado cuenta y hemos arrancado… lo peor está por venir ya que pueden producirse daños en el motor que tendrán un costoso arreglo. En caso de que el error venga de la mano de un empleado de la gasolinera, será ésta la que deberá hacerse cargo de los costes de la reparación.