El selectivo frena su ascenso por las caídas en EE UU

Wall Street reduce a un 0,36% el rebote del Ibex 35

Panel de cotizaciones de divisas en Moscú.
Panel de cotizaciones de divisas en Moscú. REUTERS

Ligero rebote tras cuatro sesiones a la baja. Las órdenes de venta regresan al Ibex 35, pero el nerviosismo permanece en el mercado, como demuestra el vuelco de las Bolsas europeas ante la apertura bajista en Wall Street.El selectivo español se ha mantenido a duras penas en positivo para cerrar con un alza del 036% hasta los 10.187,3 puntos. Ha sido una jornada de muchas varaciones en la Bolsa. El Ibex 35 abrió con un descenso próximo al 1%, después se dio la vuelta y llegó a subir cerca de un 1,2%, pero en la última hora de sesión paró en seco por los descensos en la Bolsa estadounidense. El selectivo S&P y el Nasdaq tecnológico se dejan en torno a un 0,5%. En el resto de parqués europeos, el comportamiento ha sido similar al del español. El Dax alemán avanza un 0,21% y el Cac francés, un 0,06%. El FTSE MIB italiano se desmarca con un descenso del 0,3%.

El rebote de hoy en el Ibex 35 no despeja los temores que recorren los mercados. Ahora los inversores debaten sobre la capacidad para darle la vuelta al escenario bursátil actual de la temporada de presentación de resultados corporativos del tercer trimestre que continúa en Estados Unidos y comienza en Europa. Las cuentas corporativas se presentan como el posible catalizador más cercano para intentar devolver las subidas a los parqués. En EE UU, mañana se conocerán las cuentas de Johnson & Johnson, JPMorgan, Wells Fargo e Intel, mientras que la francesa LVMH dará el pistoletazo de salida a la presentación de los resultados en Europa. A lo largo de la semana harán públicas sus cuentas hasta septiembre, entre otros, Bank of América, eBay, Goldman Sachs, Citigroup y Morgan Stanley en Estados Unidos, y Nestle, Roche o Danone en el Viejo Continente.

José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi en España, explica que han rebajado la previsión de crecimiento de los beneficios para las empresas de EE UU del 8% anterior hasta el 5%. Este experto destaca que en el pasado, los resultados no han sido muy tenidos en cuenta por los inversores, pero que la situación ha cambiado. “Ahora se combina una mayor volatilidad, con datos económicos menos positivos (veremos los resultados) y un posible cambio en el sesgo desde la Reserva Federal de EE UU (Fed, por sus siglas en inglés)”, afirma.

En cuanto a Europa, los expertos de Nomura creen que “la caída del euro ayudará a las cuentas empresariales, pero desde junio se ha registrado un descenso material del crecimiento en la zona euro, por lo que pensamos que es difícil que los resultados del tercer trimestre puedan apoyar realmente a los mercados”. Así las cosas, desde Link Securities resaltan que las cuentas corporativas serán un factor clave para el futuro de los mercados. Si los resultados acompañan, prevén una remontada bursátil, mientras que “de mostrarse las compañías muy prudentes sobre el devenir de sus negocios en los próximos meses, creemos que la corrección en las Bolsas continuará”.

IBEX 35 8.774,90 -0,08%

Con los resultados empresariales ocupando un papel preferente en su agenda, los inversores también siguen atentos a los datos macroeconómicos, en especial a los procedentes de Europa. El viernes, la agencia de calificación de riesgos S&P rebajó de estable a negativa la perspectiva de Francia, lo que amenaza su rating de AA. Otro mal síntoma de la economía de la zona euro, donde mañana se publicará el índice de producción industrial de agosto y el índice Zew de confianza de los inversores alemanes. Las dudas sobre la recuperación en la zona euro han sido el principal detonante de la corrección bursátil. Un temor que, junto a otros argumentos como el virus del ébola o los próximos test de estrés a la banca europea, explican los descensos en los parqués y llevan a los expertos a recomendar cautela.

Hoy se ha conocido la balanza comercial de China. Las exportaciones subieron en agosto un 15,3%, por encima del 12% que esperaba el consenso del mercado, y también sorprendieron al alza las importaciones, que aumentaron un 7% cuando se esperaba una caída del 2%. Unos buenos datos que transmiten cierta tranquilidad sobre los insistentes temores a un frenazo en el crecimiento de la segunda economía mundial. “Estos datos refuerzan nuestra idea de que el crecimiento se recuperará en el último trimestre del año”, afirman desde Barclays.

En el mercado secundario de deuda, pocos movimientos. El interés del bono a diez años sube hasta el 2,08%, cerca de su mínimo histórico del 2,04%, mientras que la rentabilidad del bund también crece (baja su precio) hasta el 0,89%. Estos movimientos dejan a la prima de riesgo española en los 119 puntos básicos. Mañana, el Tesoro buscará captar entre 3.000 y 4.000 millones de euros en letras a seis y doce meses. Será la primera de las dos subastas de la semana, ya que el organismo dirigido por Rosa María Sánchez-Yebra buscará captar entre 2.500 y 3.500 millones en una emisión de obligaciones a 10 y 15 años el próximo jueves.

El euro se aprecia hasta los 1,267 dólares. En el mercado de materias primas, mientras tanto, el precio del petróleo sigue a la baja. El barril de crudo Brent cae hasta los 88 dólares, mínimo de más de cuatro años.