Mantiene su oferta de vinos hasta el 23 de octubre

Lidl mantiene la promoción del vino, pese a las quejas de los bodegueros

Ofrece un 15% de descuento en caja al comprar cuatro botellas

Marqués de Griñón, El Coto o Campo Viejo también se incluyen en la oferta

Entrada de un supermercado Lidl en Madrid.
Entrada de un supermercado Lidl en Madrid.

La postura de Lidl, hasta el momento, es clara, en esta guerra del vino que se desató el pasado 6 de octubre cuando la cadena de distribución alemana lanzó una promoción, que está previsto que se mantenga, ya que no tiene intención de retirarla, hasta el 23 de este mes. Tal y como se recoge en campañas publicitarias y en su página web (www.lidl.es), tiene una oferta de diferentes vinos de varias denominaciones de origen, entre ellas La Rioja, Ribera del Duero, Castilla y Extremadura, donde se incluye la posibilidad de obtener un 15% de descuento en caja si se adquieren cuatro botellas de cualquier zona.

La respuesta de algunas bodegas fue inmediata:dos de ellas, hasta el momento, han anunciado su ruptura con Lidl. Una de ellas, la riojana Bodegas Marqués de Cáceres, tal y como adelantó CincoDías este fin de semana, ha puesto una denuncia contra la cadena de supermercados ante lo que considera un grave perjuicio, tanto económico como de imagen, frente a otros distribuidores. En concreto, son dos los vinos de esta marca los que se despachan en Lidl: el Crianza de 2010 a 6,49 euros, y el Reserva de 2009, a un precio de 8,99 euros la botella. “Lo que sucede es que si se aplica el 15% de descuento al comprar cuatro botellas, el precio resultante está por debajo del de compra, y eso constituye una infracción de la ley”, añade Felipe Aizpún, director general de la bodega.

Se refiere a la Ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista, en cuyo artículo 17 se recoge la prohibición de la venta a pérdida. “Esta práctica distorsiona y entorpece la labor comercial de la red de distribuidores de la bodega en todo el territorio nacional y desvirtúa la labor comercial de otras cadenas que trabajan de manera competitiva dentro de los límites de legalidad vigente”, añade Aizpún.

La otra bodega que ha manifestado públicamente su descontento con la citada campaña es Protos, en Ribera del Duero, que defiende su compromiso de transparencia y profesionalidad en la relación comercial que mantiene tanto con sus clientes, como en su política de precios con el consumidor. El crianza de este productor, con un precio de 14,20 euros, se ofrece a 11,99 euros. Asegura además que da por concluidas sus relaciones comerciales con la cadena de supermercados.

Lidl aseguró ayer, a través de un portavoz, que “no es nuestra intención interrumpir la promoción Tierra de Vinos, puesto que, como ya hemos declarado con anterioridad, estamos convencidos de no estar incumpliendo ninguna legislación vigente”.

Y señaló además que hasta la fecha “no nos consta ninguna denuncia y estamos muy satisfechos con la respuesta que estamos teniendo, tanto por parte de nuestros clientes como por la de la gran mayoría de las bodegas que han participado en la campaña, que nos están felicitando por la acción”. Asimismo, aseguran en tono conciliador, que en la cadena de supermercados desean poder seguir colaborando en adelante tanto con Bodegas Protos como con Marqués de Cáceres. E insisten en que su filosofía de “trabajo diario es la de ofrecer siempre la mejor relación calidad precio del mercado a nuestros clientes”.