Desaparecen menos pymes. También se crean menos.

Según datos del INE

Aiman titi
Aiman titi

Cierto es que la creación de nuevas empresas y las altas de los autónomos están siendo los principales factores en la creación de empleo y reactivación de la economía española, sin embargo, el número de startups se está estancando o, incluso descendiendo con respecto al año pasado.

La creación de empresas ha caído por quinto mes consecutivo. Especialmente desde el mes de junio se ha notado ese descenso, quizás provocado por la época estival en la que se disminuye la actividad empresarial. La buena noticia es que también se disuelven menos empresas. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha hecho públicos los datos de la creación y destrucción de empresas en los ocho primeros meses del año. Sólo en el mes de agosto se dieron de alta 5.104 nuevas empresas (un 10.2% menos que en el mismo mes de 2013), pero se cerraron 1.120 compañías y este dato también es menor que el del año pasado (un 14% menos). Con estas cifras se pone de manifiesto la estancación del tejido empresarial en España. Ya no se crean tantas empresas, pero tampoco se cierran.

Pequeñas empresas dedicadas al comercio o la construcción

La característica principal de las empresas de nueva creación es su tamaño: son más pequeñas. El capital que invierten es menor, y por tanto, se constituyen compañías de menor envergadura. Además, los sectores o actividades con mayor número de empresas creadas a lo largo de 2014 han sido el comercio y la construcción. El 21,9% de las nuevas compañías pertenecen al sector del comercio y el 14,8 al de la construcción. Sin embargo, también son los mismos sectores los que más han disuelto empresas: un 23,9% la construcción y un 21,3% el comercio.

Comparando los datos de agosto de 2013, tres Comunidades Autónomas registraron un aumento de altas de empresas: La Rioja, País Vasco y Baleares. En contrapartida, Aragón, Navarra y Castilla La Mancha son las tres regiones con mayor número de empresas disueltas en el mismo mes.