CC OO se alinea con el PSOE contra la privatización

Aena prometió la prórroga del convenio para calmar a los sindicatos ante la OPV

UGT y USO formaron mayoría para no entorpecer la operación a cambio de un aplazamiento del convenio colectivo

La ministra de Fomento, Ana Pastor, junto al presidente de Aena, José Manuel Vargas.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, junto al presidente de Aena, José Manuel Vargas.

Una mayoría sindical en Aena, formada por UGT y USO, ha prometido paz social en la compañía durante el proceso de entrada de capital privado, prevista para el próximo mes de noviembre. CC OO, sindicato con más peso en el operador aeroportuario, se ha quedado en minoría en la búsqueda de un acuerdo con la dirección que incluyera, por ejemplo, una paga por el previsible incremento de productividad y beneficios que vendrá en próximos ejercicios.

Aena concedió, en negociaciones durante el verano, la prórroga del actual convenio colectivo a largo plazo. La ampliación llegará hasta finales de 2021 y los sindicatos firmantes, los citados UGT y USO, se comprometen a cambio a no torpedear la venta del 49% entre un núcleo estable de accionistas (21%) y una oferta pública de valores (28% de la compañía). Sin embargo, desde CC OO no se aprecian suficientes garantías de conservación de los puestos de trabajo y condiciones laborales, lo que está motivando distintos movimientos contra la operación por parte del sindicatos.

Según ha podido saber CincoDías, miembros de esta sección sindical han mantenido una reunión con destacados miembros del Grupo Parlamentario Socialista para acercar posturas. Al parecer, el PSOE está preparando una ofensiva en el Congreso para tratar de frenar una venta de capital que difiere del plan que el ex ministro de Fomento José Blanco encabezó en la pasada legislatura.

Palabra de Aena

La mesa negociadora del convenio no se ha constituido aún en Aena. Fuentes de CC OO afirman que acudirán a la misma cuando sea convocada, pero añaden que ningún tipo de acuerdo u ofrecimiento modificará su posición contraria a la venta parcial de la empresa pública.

La plantilla de Aena, con su primer convenio colectivo vigente desde 2011, ronda los 10.000 empleados tras profundos ajustes en lo que va de legislatura. En 2012 fue suprimida una paga extra que CC OO busca recuperar en el contexto de estas negociaciones. El sindicato también reclama la citada participación de los trabajadores en los beneficios de la empresa.

En lo que sí coincidían las tres centrales representadas en Aena era en pedir la calificación de interés general para los aeropuertos de la compañía; el compromiso “inequívoco” de mantenimiento de la red (sin cierres ni venta de activos), y garantías para que se siga invirtiendo en la calidad y seguridad del servicio.

Aena aceptó y aseguró a los representantes de la plantilla que la empresa seguiría siendo pública.

 

Los empleados piden acciones en condiciones “ventajosas”

El acuerdo laboral para la privatización de Aena, respaldado por UGT y USO, incluía la petición de una participación en la empresa para los trabajadores. Los sindicatos la exigen “en línea con la práctica que se ha efectuado cuando se ha procedido a dar entrada de capital privado en otras firmas públicas, tanto nacionales como internacionales, y, en concreto, en el sector aeroportuario”, señala el documento.

Los sindicatos añadían que la entrada de la plantilla en el capital debía producirse “en las condiciones más ventajosas posibles para los mismos, en el desarrollo de la operación de entrada de capital privado”.

Los representantes de la dirección vieron razonable la petición y aseguraron que la plantearían “en el foro y momento oportuno”.

En la salida a Bolsa de Iberia, en 2001, la Sepi reservó un tramo nimorista para los empleados del 5,6% del capital. Estos ya reunían un 6,1% en el momento de la privatización.