Ya le ha remitido 19 de las 90 investigaciones “forenses” que pidió

El FROB llevará a la Fiscalía otras 20 operaciones opacas de CX y NCG

El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy.
El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy.

El de las tarjetas opacas de Caja Madrid es solo uno de los 19 casos “sospechosos” que el FROB ha remitido a la Fiscalía en los últimos meses. El organismo que ha coordinado el rescate de entidades financieros encargó el pasado febrero a las principales firmas de consultoría del país que realizaran “análisis forensic” de 90 operaciones opacas detectadas por las auditorías internas de las distintas entidades.

Concluido el grueso de las pesquisas, de hecho, el ministro de Economía, Luis de Guindos, avanzó este miércoles que el FROB está listo para remitir otra veintena de “operaciones potencialmente irregulares” a la Fiscalía “en el curso de los próximos días”, concernientes esta vez a Catalunya Banc, mayoritariamente, y a Novagalicia.

En este caso, eso sí, el objeto de estudio no son los métodos de pago a consejeros y directivos de las entidades. Se trata en concreto de “20 actuaciones de créditos inmobiliarios que el análisis forense considera que pueden tener implicaciones de contravenir la normativa”, detalló el ministro, sobre las conclusiones preliminares extraídas de los informes de KPMG, Deloitte y PricewaterhouseCoopers, las firmas que contrató el FROB para realizar los llamados “análisis forensic”.

Se trata de “procedimientos de investigación financiera e informática destinados a prevenir, detectar o investigar posibles fraudes”, aclaran desde el sector, donde comparan la actividad con una suerte de “investigación policial”.

Los últimos trabajos se han centrado en una treintena de casos de la propia Bankia, otra veintena de la antigua Novagalicia y una quincena de Catalunya Banc, aunque hay investigaciones pendientes en BMN o Caja Duero.

Entre la veintena de nuevas operaciones que el FROB tiene listas para remitir ya a la Fiscalía destacan, de un lado, la financiación de determinadas promociones inmobiliarias en condiciones sospechosas y, de otro, los casos en que el comprador de un terreno lo revendió a la entidad inmediatamente después de adquirirlo pero multiplicando su precio, detallan fuentes del sector.

Una plusvalía que se sospecha que en algunos casos se habrían repartido el vendedor y el responsable de la entidad que firmó la operación. Con todo, desde el entorno de los consultores advierten que si bien en muchos de los casos analizados la documentación analizada hace sospechar de algún tipo de irregularidad, el fraude será difícil de demostrar y requerirá años de investigaciones judiciales.

Solo en el caso de Novagalicia, el volumen de créditos investigados asciende a unos 2.000 millones de euros, informa Ángeles Gonzalo.

Una vez remitidas estas nuevas 20 operaciones opacas, en todo caso, quedan por dilucidar si seguirán el mismo curso hacia la Fiscalía el medio centenar restante que detectó el FROB.