Crisis del ébola

Desplome de las empresas turísticas en Bolsa por el temor a una caída de viajeros

Javier Perez-Tenessa, consejero delegado de eDreams Odigeo
Javier Perez-Tenessa, consejero delegado de eDreams Odigeo

El sector turístico español sufrió el martes un duro castigo bursátil ante el temor de que la propagación del ébola pueda reducir el número de visitantes o incrementar los costes de detección y prevención aplicables en los aeropuertos.

La aerolínea IAG –matriz de Iberia, Vueling y British Airways– registró ayer su mayor desplome en tres meses (al ceder un 6,57%), convirtiéndose en el segundo valor más castigado del Ibex 35. Otras compañías de aviación europeas, como la irlandesa Ryanair (primer operador en España), la inglesa EasyJet o la alemana Lufthansa también registraron importantes descensos que rondaron el 5%

La agencia de viajes online eDreams Odigeo también se vio arrastrada por la percepción por parte de los inversores de que la detección de un primer caso de ébola en España puede lastrar los resultados del sector turístico, uno de los pocos que estaba demostrando una clara recuperación. Las acciones de la compañía presidida por Javier Pérez-Tenessa se dejaron en Bolsa un 3,85%, en una jornada en la que los mercados bursátiles del todo el mundo estuvieron marcados por las pérdidas.

El mayor operador turístico mundial, el grupo alemán TUI (con intereses en agencias de viajes, aerolíneas y cadenas hoteleras), perdía ayer un 2,94%

A pesar de esta primera sobrerreacción del sector de las aerolíneas y las compañías turísticas, un informe de JPMorgan aseguraba ayer que estas industrias no se verán especialmente afectadas por la crisis del ébola, salvo que el virus mute y se empiece a contagiar por vía aérea.

Cadenas de hoteles

Otro de los sectores que se vio afectado por los temores sobre la propagación del virus es el hotelero. La compañía NH Hotel Group registraba una caída del 4,77%, al igual que Meliá, cuyo valor se veía recortado un 1,89% en el parqué. Fuentes de esta última cadena hotelera trataron de calmar los ánimos. “No hay motivo para crear alarma entre la población”, puesto que se trata “de un caso aislado” y “en absoluto” de un problema de “epidemia en España”, explicaban ayer en declaraciones a Europa Press.

Estas mismas fuentes consideran que este caso de ébola “no afectará” a la demanda del sector y apelan a la responsabilidad de la gente y de los medios de comunicación. “Hay que abordarlo con toda la seriedad para no crear alarma”.

Jaime Díez, analista de XTB, recordaba que el índice de Madrid fue el que más cayó de toda Europa porque los inversores recelan de un país “que ha sido incapaz de cumplir el cometido sanitario que asumió al repatriar al infectado”. Aun así, también considera que parte de la corrección se debe a que el Ibex 35 había subido más que otros índices en las últimas semanas. Entre las compañías cuyas acciones se están viendo beneficiadas por la propagación del virus destacan las farmacéuticas Tekmira, Glaxo Smith Kline, New Link Genetics Corp, Inovio y Mapp Biopharmaceutical, que están desarrollando tratamientos para combatir esta enfermedad.