El smartphone tiene en España una presencia del 84%

¿Me interesa invertir en mi terminal telefónico para ahorrar?

¿Me interesa invertir en mi terminal telefónico para ahorrar?

La tecnología está cada vez más desarrollada y hace posible que algunos aspectos de la vida sean más sencillos. Uno de los campos que más crecimiento está experimentando en los últimos años es el de la telefonía móvil y concretamente con la llegada de los teléfonos “inteligentes” (smartphones). Han supuesto un gran avance, ya no sirven solo para comunicarse de viva voz sino que sus otras características hacen que su uso pueda ser de lo más diverso.

Según el estudio “Somos digitales” que ha publicado Accenture (consultora de servicios tecnológicos entre otros) y Ametic (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la información, Telecomunicaciones y Contenidos digitales), en España hay ya una penetración del smartphone del 84%, lo que supera a la penetración a nivel global que es del 72%. Esto hace indicar que cada vez son más las personas que cuentan con un teléfono inteligente. El modo de usarlo puede fomentar también el ahorro gracias a las posibilidades que ofrece. Por eso, ¿merece la pena invertir en un buen terminal para acabar ahorrando?

Ahorro en tiempo

Hoy día disponer de un teléfono móvil de calidad puede hacer que se termine ahorrando en tiempo, que tan preciado es. Los smartphones permiten la descarga de aplicaciones que hacen que se consigan acortar los tiempos en las tareas más cotidianas. Por ejemplo, aplicaciones para conocer cuándo llegará el transporte público y en cuánto tiempo se llegará al lugar indicado, aplicaciones con las que poder realizar compras sin necesidad de desplazamientos, o incluso aplicaciones de banca que permiten realizar las operaciones más comunes desde el teléfono móvil. Se ahorra en tiempo y se gana en comodidad. Los procesos son más simples y se acortan.

Ahorro en dinero

Como consecuencia de poder realizar algunas de las tareas cotidianas desde el móvil gracias a sus capacidades operativas, se puede también conseguir ahorrar dinero. Realizando compras a través del smartphone evitamos los desplazamientos, lo que se traduce en ahorro en combustible o transporte público. Además es frecuente encontrarse con ofertas exclusivamente dirigidas para la compra online por lo que es posible beneficiarse de descuentos en las compras. Según el Centre for Retail Research, en España el m-commerce (venta online a través del móvil) representa el 4% del comercio electrónico, aunque las perspectivas de futuro son optimistas, creyendo que en 2018 se llegarán a realizar el 54% de las compras online a través del móvil en todo el mundo.

Eso sí, hay que tener en cuenta y asegurarse de que el smartphone lo permite, es decir, que soporta este tipo de acciones debido a sus características técnicas, de ahí que sea importante contar con un buen terminal.

Además, gracias al avance de las prestaciones que es capaz de albergar un buen teléfono móvil, es posible ahorrarse la compra de otros aparatos. Por ejemplo, las cámaras que quedan integradas en los terminales hoy por hoy son de gran calidad, por lo que puede ser suficiente como para no tener que comprarse una cámara de fotos.

También es posible conseguir un ahorro en las facturas comunes. Los fabricantes de telefonía móvil trabajan por hacer que la batería del smartphone sea cada vez más duradera, por lo que no será necesario proceder a la carga cada poco tiempo y así se ahorrará en la factura de la luz.

Contar con un teléfono móvil de calidad requiere de una inversión inicial pero que a la larga puede verse compensada por el ahorro en tiempo y dinero que generará un buen uso del mismo.