Hays alerta sobre la falta de personal cualificado para la industria tecnológica

Las presiones del mercado laboral español

Imagen de un trabajador cualificado de la industria de la investigación.
Imagen de un trabajador cualificado de la industria de la investigación.

La ligera recuperación económica de España no impide que su mercado laboral siga sometido a enormes presiones, mayores incluso que hace un año”. Este es el principal diagnóstico que hace la multinacional británica Hays, experta en selección de personal cualificado, en un estudio en colaboración con Oxford Economics.

Su informe Global Skill Index 2014 analiza los mercados laborales de los 31 países del mundo con mayor peso en la economía global y les da una puntuación entre el 0 y el 10, para medir sus restricciones, sobre todo, en las actividades más cualificadas. Analizan siete factores que cubren, entre otras, las áreas de educación, la flexibilidad del mercado laboral o la presión salarial.

Cuanto más puntuación obtiene el país, más presión soporta su mercado laboral y más dificultades tienen las empresas para encontrar las aptitudes clave que necesitan para seguir creciendo. Según esto, Hays otorga a España un suspenso, con 6,3 puntos. Y lo sitúa como el tercer país del mundo con presiones más severas en su mercado de trabajo, solo superado por Suecia y Hungría.

¿Cuáles son, por tanto, las restricciones que destaca este informe para España? De los siete factores analizados suspende claramente en tres. Primeramente en las dificultades que existen para cubrir algunos puestos en las industrias de alta cualificación (tecnológicas, análisis de datos, y científicas fundamentalmente).

Esto lleva al segundo suspenso que es la elevada presión que ejerce esta situación sobre los salarios de estos profesionales altamente cualificados. En ambos casos España obtiene la máxima puntuación negativa (10 puntos).

En tercer lugar, España tiene problemas con el nivel de participación de su población activa derivado del elevado desempleo estructural.

Si bien, el estudio encuentra leves mejoras en cuestión de flexibilidad laboral y educativa en general. Aprueba también el menor nivel de presión de los salarios en la industria global, no solo en la de mayor valor añadido. Y, finalmente, otorga su mejor puntuación a la moderación salarial que ha rebajado la presión de los sueldos sobre la economía.

Ante este panorama, el director general de Hays España, Christopher Dottie, aseguró a CincoDías que “el problema del mercado español no es tanto lo que está pasando ahora como que el país no está planificando ni trazando bien el camino de la recuperación”. En su opinión, la falta de talento para cubrir el empleo cualificado y la descoordinación entre el sistema educativo y lo que necesita las empresas podría dificultar la salida de la crisis.

Algunos consejos para el Gobierno de Mariano Rajoy

“Las empresas estarían encantadas de decir qué tipo de talento y profesionales necesitan, si alguien les escuchara”, asegura el director general de Hays España, Christopher Dottie. De hecho la principal recomendación de esta compañía para solucionar el problema de cualificación de los trabajadores es que el Gobierno español aumente la colaboración entre las autoridades educativas y las compañías a la hora de diseñar los planes de estudio y formar a los profesionales que se necesitan para seguir creciendo.

De hecho, ponen como ejemplo los sistemas de formación dual de Austria y Alemania y aseguran que por ello estos países se sitúan entre los que tienen un desajuste del talento más bajo. “En España la formación dual no está funcionando bien”, se queja Dottie.

El siguiente consejo que estos profesionales dan al Ejecutivo español, entre otros, es que modifique sus políticas de inmigración para atraer a los trabajadores mejor cualificados.