Gestionará el hotel Rey Juan Carlos I

El lujo de Fairmont aterriza en Barcelona

El lujo de Fairmont aterriza en Barcelona

La cadena hotelera Fairmont ha desembarcado en España y ha elegido a Barcelona para su estreno en el mercado hotelero nacional. La firma canadiense gestionará a partir de ahora el hotel Rey Juan Carlos I de la ciudad condal, que hasta 2013 fue operado por Husa.

El establecimiento pasará a denominarse en los próximos meses Fairmont Rey Juan Carlos I, Barcelona y el próximo año será objeto de una renovación, que no implicará su cierre. El hotel, que cuenta con 432 habitaciones, es propiedad de la firma Barcelona Projects, que ha contado con el asesoramiento de JLL Hotels & Hospitality Group.

La presidenta de FRHI International y de Fairmont, Jennifer Fox, aseguró ayer en un comunicado que “se trata de un activo apasionante para nuestra cartera en una ciudad clave como puerta de entrada a Europa”. La hotelera destacó además la popularidad de Barcelona entre los destinos turísticos europeos y su relevante papel como puerto para la industria de cruceros del Mediterráneo.

El hotel es propiedad de la sociedad Barcelona Project, que está controlada por el príncipe saudí Turki ben Naser, que lo inauguró poco después de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. El establecimiento estuvo gestionado hasta mediados del año pasado por Husa, la cadena hotelera de Joan Gaspart, que en febrero de este año entró en concurso de acreedores, y desde entonces ha estado buscando un nuevo operador y ha estado en conversaciones con grandes cadenas hoteleras internacionales.

La entrada de Fairmont en el mercado hotelero español se suma a la llega de otras grandes cadenas como Four Seasons, que abrirá dos establecimientos, uno en Barcelona y otro en Madrid, y Hyatt, que también llegará a la ciudad condal. Unas aperturas que demuestran el interés de los operadores internacionales en invertir en el sector en España.

Fairmont cuenta con 65 hoteles en todo el mundo, entre los que se encuentran el emblemático Plaza de Nueva York, el Savoy de Londres o el Fairmont Monte Carlo. La marca es propiedad de FRHI Hotels & Resorts, que posee 110 hoteles bajo las enseñas Fairmont, Raffles y Swissôtel en 32 países. Su principal accionista de FRHI es el fondo soberano de Catar, que controla un 63%, seguido por la sociedad de inversión Kingdom Holding Company, controlada por el príncipe Alwaleed Bin Talal, que ostenta un 35%. Este fondo tiene a su vez participaciones en otras cadenas hotelera, como Four Seasons, de la que controla un 45% de su capital.