Diseña una amplia batería de servicios tecnológicos

Orange enciende su estrategia digital global

Busca nuevas vías de ingresos con el impulso a las innovaciones

Sucursal de Orange. Ampliar foto
Sucursal de Orange. Reuters

Orange ha impulsado una estrategia para su expansión en los negocios digitales con el lanzamiento de una gran batería de innovaciones, tal y como ha indicado su consejero delegado, Stephane Richard, en el evento tecnológico Hello 3, organizado por la teleco este jueves en el Teatro Nacional de Chaillot de París.

Y es que la compañía está impulsando la implantación de nuevos servicios tecnológicos para la captación de nuevas fuentes de ingresos gracias al desarrollo de distintas innovaciones aplicadas a diferentes campos de trabajo. Una tendencia en la que están trabajando también operadoras como Telefónica, AT&T, Vodafone, Telenor o Deutsche Telekom, entre otras.

La compañía está trabajando en numerosos proyectos en Francia, y en otros grandes países como Polonia o España, segundo mercado del grupo en aportación de ingresos y donde en la actualidad tiene en marcha una opa para la compra de Jazztel por cerca de 3.300 millones de euros. La intención de Orange, no obstante, pasa por la exportación de estos nuevos negocios a los distintos países donde tiene operaciones. Richard recordó que Orange cuenta con más de 240 millones de clientes en todo el mundo.

Muchos de estos nuevos productos y servicios están actualmente en pruebas, si bien la intención de Orange pasa por que se lancen al mercado a finales de 2014 o durante el primer semestre de 2015. Dentro de su estrategia, Orange ha establecido distintas áreas de trabajo: entretenimiento, tecnología, hogar, trabajo, pagos móviles y contacto.

Así, en el área de entretenimiento, Orange está desarrollando equipos llevables como las camisetas D-Shirt que informan sobre el ritmo cardiaco, la temperatura o la localización del usuario; el uso del Smartphone para la venta de entradas para acontecimientos o museos; o la televisión de alta definición para sus servicios de fibra, donde trabaja con canales de televisión como TF1, France 2 o M6.

En el departamento de tecnología, el grupo ha estrenado el LTE Advance en ciudades como Toulouse y Estrasburgo, y pronto lo hará en París y otras grandes ciudades (en España también ha iniciado las pruebas); está desarrollando el geomarketing de cara a hacer ofertas comerciales para los usuarios a través de Orange Beacon; y está impulsando la telemedicina con los diagnósticos a distancia; la seguridad a distancia; los servicios para coches conectados, donde trabaja con empresas como Tesla; las soluciones para las transacciones entre empresas donde colabora con grandes grupos galos como Schneider Electric, SEB, Société Générale o Suez, así como la implantación del internet de las cosas para la gestión inteligente de hogares, ciudades o empresas.

En el segmento del hogar, Orange va a comercializar servicios para la gestión de los contenidos en el hogar así como las aplicaciones de comunicación para las familias. También ha puesto en marcha un proyecto para la gestión del consumo energético junto con el gigante energético EDF, que llegará al mercado en 2015.

En el segmento del trabajo, Orange va a ofrecer a las compañías servicios basados en la nube para la gestión de las operaciones así como del proceso de administración y de gestión de clientes, soluciones de movilidad y nuevos servicios de telepresencia.

En el pago móvil, Orange ha lanzado en Polonia su propio servicio bancario a través del móvil, accesible ya para las plataformas Android, iOS y Windows Phone; está impulsando en sus filiales africanas unos servicios de transferencia de dinero a través del dispositivo móvil, y está desarrollando el servicio de pagos Orange Cash junto con Visa en ciudades francesas como Niza, Lille, Caen y Estrasburgo.