Alza media del 2,2% en las marcas propias

Carrefour, Dia y Lidl suben el precio de sus marcas blancas

Imagen de la cola de un supermercado.
Imagen de la cola de un supermercado.

La marca blanca ha sido siempre una vía de escape para aquellos consumidores que han buscado ajustar su presupuesto a la hora de ir al supermercado. Los propios distribuidores apostaban por estos productos aplicando en ellos sus políticas de precios más agresivas. Hace unos días, un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre el coste de la cesta de la compra en los supermercados dio al traste con esta concepción.

El documento presenta un mercado en el que los distribuidores han optado por elevar los precios de estos productos envasados bajo marcas propias o blancas un 2,2% de media. La asociación lamenta que se trata de “otro golpe bajo a los hogares más ahorrativos”.

Carrefour es la cadena que sale peor parada del estudio de la organización de consumidores. Su enseña Carrefour Market ha elevado el importe de lo que la OCU llama “cesta económica” hasta un 10,1%. El resto de centros de la compañía francesa ha subido en el último año un 5,9% el precio de estos productos. Los artículos propios de la empresa suponen el 30% del conjunto de su oferta. Pero Carrefour no es la única, tras ella, Aldi ha encarecido sus marcas blancas un 3,7%.

A pesar de la subida, sigue siendo la séptima cadena más barata en cuanto a la cesta económica. Dia Market (3,6%), Hipercor (1,1%) y Lidl (0,7%) son las otras cadenas importantes que han optado por la subida de precios de sus marcas propias durante el último año. Un caso curioso es el del grupo Dia. Mientras su enseña Market sube los importes, MaxiDia tuvo la mayor bajada de las cadenas estudiadas, el 10,3%.

Alcampo también optó por disminuir los precios de estos productos un 5,6%. Eroski, El Corte Inglés y Mercadona son otras de las grandes distribuidoras que han tomado esta política. El podio de las más baratas lo forman Alcampo, MaxiDia, y Lidl y Familia (enseña del grupo Eroski en Galicia a través de Vegalsa) empatados en el tercer puesto.

Esta subida estudiada por la OCU coincide con un contexto económico enel que las familias han disminuido su presupuesto un 3,7% más. La organización de consumidores explica que las cadenas de supermercados tienen un “público cautivo” que ha de comprar las marcas más baratas y que lo seguirán haciendo, según el estudio, aunque suban de precio. El 23% del presupuesto familiar se dedica a la cesta de la compra

Bajada en las marcas tradicionales

La subida de las marcas blancas del 2,2% se produce a la vez que las tradicionales y los productos frescos bajan los precios un 2,1% respecto al estudio realizado en 2013. La OCU explica que son las cadenas que ya eran baratas las que han disminuido los importes, aunque de forma “moderada” por lo general. La cesta tipo, como la llama la asociación de consumidores, ha bajado sus precios pero según la OCU no está inmersa en una batalla por ver la marca más barata sino que se debe a una deflación contenida y “bastante homogénea”.

Dani, la cadena andaluza de supermercados, lleva 11 años siendo la más barata en este apartado. A pesar de ello, en el último año ha disminuido otro 5% los importes. Tras ella se encuentra Alcampo, que es la distribuidora nacional más económica y que ha rebajado los precios un 3,7%en el último año. La medalla de bronce se la vuelve a llevar Familia.

Las bajadas en 2014 están también lideradas por Mercadona (3,6%), MaxiDia (3,1%) y El Corte Inglés (2,8%). El estudio se realizó en el mes de mayo y se visitaron 1.165 supermercados y tiendas online para obtener cerca de 150.000 precios. Con estos datos, la OCU intenta crear un índice comparativo entre las distintas cadenas nacionales y regionales.

Entre las conclusiones que se desprenden del documento de la organización, destaca que un año más y debido a la crisis el gasto en alimentación de las familias españolas ha bajado. Además, el ahorro es aún mayor en la cesta económica, la que recoge las marcas blancas a pesar de la subida del 2,2%. Puede llegar a los 3.165 euros en Madrid y los 2.326,68 euros en Barcelona. Las comunidades autónomas más baratas son Murcia, Galicia y Andalucía. Las más caras son País Vasco, Navarra, Cataluña y Aragón.