Los ingresos se situaron en 109.066 millones, el 4,5% más

El déficit del Estado bajó hasta agosto un 12,4%

El Estado acumuló en los ocho primeros meses del año un déficit de 34.743 millones de euros, equivalentes al 3,26 % del PIB, lo que supone un 12,4 % menos respecto al registrado en el mismo periodo de 2013 (39.643 millones, equivalentes al 3,78 % del PIB).

Según los datos difundidos el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, los ingresos no financieros del Estado, medidos en términos de contabilidad nacional, fueron de 109.066 millones, el 4,5 % más en relación al mismo periodo de 2013.

Los gastos no financieros alcanzaron los 143.809 millones, el 0,2 % menos.

El crecimiento de los ingresos estuvo impulsado por el dinamismo de los ingresos fiscales, impuestos y cotizaciones, que se han incrementado en un 3,6 %, hasta los 97.370 millones.

Hacienda destaca los incrementos de los impuestos sobre la producción y las importaciones (3,8 %) y de los impuestos corrientes sobre la renta, el patrimonio, etc (5 %).

El resto de ingresos no financieros aumentó un 12,3 %, hasta los 11.696 millones, una evolución que ha estado influida por la liquidación del sistema de financiación de las comunidades autónomas y las entidades locales.

Así, mientras que la liquidación definitiva del ejercicio 2012 ha supuesto unos ingresos para el Estado de 1.560 millones, la liquidación del ejercicio 2011 supuso unos ingresos de 861 millones en el año 2013.

El descenso de los gastos no financieros hasta agosto se produjo a pesar del incremento de los intereses en cerca de 1.000 millones.

Dentro de los gastos corrientes, Hacienda destaca la caída en un 35,1 % de las transferencias sociales en especie, la disminución del 2,1 % de las transferencias entre administraciones y el descenso del 1 % en la remuneración de asalariados.

Estas disminuciones han permitido compensar los incrementos registrados consumos intermedios (6 %), los intereses (5,2 %) y las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie (3 %) por el aumento en las pensiones de clases pasivas.

Dentro de los gastos también destaca la reducción del 19,8 % en la formación bruta de capital (inversión), como consecuencia de la minoración de las inversiones militares. EFE