El ayuntamiento prorroga el servicio

FCC, forzada a recoger las basuras de Madrid en octubre

Empleados de FCC, en imagen de archivo, recogiendo la basura en Madrid.
Empleados de FCC, en imagen de archivo, recogiendo la basura en Madrid.

FCC seguirá al frente de la recogida y transporte de basuras de Madrid durante el mes de octubre. Así lo ha decidido esta mañana el Gobierno municipal de Madrid en junta extraordinaria. La prórroga activada es forzosa y le cuesta 6,6 millones al ayuntamiento madrileño.

El servicio afecta a 14 distritos, de los 21 que forman la capital. El Gobierno que lidera la popular Ana Botella se ha amparado en el Texto Refundido de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas de 2000 y en el Reglamento de Servicios de las Corporaciones Locales de 1955. La decisión obliga al contratista a continuar con la ejecución en los mismos términos y condiciones económicas, técnicas y operativas previstas en la adjudicación de noviembre de 2002, por la que FCC se alzaba con el contrato por un plazo de 10 años, prorrogables por dos más, y un montante cercano a los 700 millones.

Durante semanas se ha especulado con la negativa de la compañía a aceptar la prórroga. De forma paralela, la mesa de contratación debe elegir la adjudicataria para los próximos 12 meses. La propia FCC ha competido con el tándem formado por Cespa (Ferrovial) y Urbaser (ACS), que se ha alzado con la oferta más económica al realizar una baja del 10,7% respecto al presupuesto base de licitación.