José Luis Jiménez, director general de March Gestión

“Yo, hoy, no compraría renta fija”

Cree que en Bolsa las oportunidades “siguen donde siempre: en conocer bien compañías a las que el mercado no reconoce su valor”

José Luis Jiménez, director general de March Gestión.
José Luis Jiménez, director general de March Gestión.

Destaca que desde el inicio de la crisis en diciembre de 2008 hasta ahora, March Gestión, la gestora del grupo March, ha multiplicado el patrimonio por cuatro. De 1.200 millones a casi los 5.000 con que ha terminado agosto. “Es un caso atípico, llama la atención”, asegura José Luis Jiménez.

No pierde ninguna oportunidad para resaltar las ventajas de Torrenova, la mayor del país y “la Sicav de Luxemburgo que más ha crecido en los últimos tres años”, y versa las ventajas de apostar por las empresas familiares dada la buena marcha de uno de sus fondos más conocidos.

Pregunta. ¿La especialización es compatible con el conservadurismo en la inversión?

Se puede comprar Torrenova desde 10 euros; tiene miles de accionistas, no es la Sicav de un solo señor”

Respuesta. Totalmente, máxime en un banco especializado en la gestión de patrimonios, que en nuestro caso es la actividad principal. Como decía aquel, cuanto más entreno en algo, mejor me sale. La mayor parte de la gestión de patrimonios es conservadora. Para ello tenemos fondos perfilados, con los que un cliente va a conseguir rentabilidades interesantes comparado con los depósitos, de un 2% o un 4%, y tenemos un producto, que se conoce muy bien, que es la mayor Sicav de España: Torrenova, que para un inversor prudente es el vehículo perfecto. Ahí lo que intentamos es dar inflación más dos puntos. Con una cartera de inversión que tiene en su origen 50 años de historia y que de promedio consigue rentabilidades del 5% con volatilidades muy bajas, parece un vehículo perfecto para ahorrar.

P. ¿Puede llegar un inversor individual a su Sicav o solo es para grandes patrimonios?
R. Puedes comprar Torrenova a partir de 10 euros. Cualquiera puede hacerlo, en formato fondo o Sicav. La decisión es tuya. La Sicav, a través del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), y los fondos, a través de Inversis o Allfunds. Tiene miles de accionistas, no es la Sicav de un solo señor.

P. Lanzaron hace tres años su réplica en Luxemburgo. ¿Por qué se decidió distribuir desde allí?

“En España, hasta hace muy poco, tener un cliente de fuera era más un problema que un beneficio”

R. Hasta hace muy poco en España no había cuentas ómnibus, por lo que tener un cliente de fuera era más un problema que un beneficio. Se decidió hace tres años porque teníamos inversores internacionales interesados en invertir con nosotros. Si te hablo de invertir en vino o en empresas familiares, o coincidir con la propia familia March en una Sicav, no te encuentras nada parecido ni en España ni fuera.

P. ¿Dónde ven las oportunidades en la Bolsa de aquí a final de año?
R. Siguen estando donde siempre: en conocer bien compañías que el mercado no reconoce su valor. Una de las cosas que hemos analizado en la empresa familiar es que normalmente cotiza con descuento. ¿Por qué? No tiene sentido. Hay una anomalía que a nosotros nos gusta explotar. Y luego lo de siempre: identificar compañías en las que entramos con un margen de seguridad que puede ser del 30%. Aunque nos equivoquemos, el error es pequeño. Si ya estamos comprando muy barato, lo complicado es ir a peor. Hay que quitarse las modas, no dejarse arrastrar por las corrientes y no tener miopía en cuanto a la aversión al riesgo. La rentabilidad del March Valores es más baja que la de otros competidores, pero pensamos que la cartera es muy buena y creemos que será uno de los fondos que más va a subir en los próximos doce meses.

P. ¿Tampoco se dejan llevar por la moda anti renta fija? ¿Hay alguna oportunidad en bonos?
R. Cada vez queda menos. Aunque parezca mentira, hay mucho más riesgo en la fija que en la renta variable. Quien busque rentabilidades hoy del 2% o 3% en renta fija tiene que meterse en muchos jardines floridos, donde un error puede ser muy costoso. Yo hoy no compraría renta fija y, si tuviera una inversión a largo plazo, lo tendría todo en renta variable.

P. Uno de sus fondos propone invertir en empresas familiares. ¿Eso no le suena demasiado arriesgado a los inversores españoles?
R. Al contrario, la empresa familiar es conservadora por naturaleza. Cuando un señor se juega su patrimonio, se lo piensa dos veces antes de malgastarlo. Con los estudios que hemos hecho con el IE Business School –Instituto de Empresa– hemos demostrado que este tipo de compañías es mucho más rentable que el resto y tiene mucho menos riesgo de mercado que la no familiar. Según un estudio de KPMG, el 39% de las grandes fortunas quieren invertir en un negocio familiar. Tiene sentido, porque si yo te pregunto que dónde prefieres dormir, en un hotel familiar con encanto o en uno de una gran cadena, ¿qué contestas? La mayoría sabe que el trato, el servicio, es mejor. El empresario familiar busca ganarse al cliente para el largo plazo. No busca rentabilizar el euro para la siguiente presentación de resultados.

P. En su opinión, ¿van a ser efectivos los cambios fiscales promovidos por el Gobierno para potenciar el ahorro?
R. Todo lo que sea fomentarlo es bienvenido en un país cuya tasa de ahorro es muy baja. Los economistas sabemos que ahorro es igual a inversión. Cuanto más baja es la tasa de ahorro, menor es la inversión, y cuanto más baja es esta, menor es el empleo. Fomentar el ahorro nos beneficia a todos. Dentro de los cambios hay cosas discutibles. Por ejemplo, que las comisiones de gestión de los planes de pensiones tengan que bajar por el artículo 33, porque sí... El foco habría que ponerlo más en el tema de la rentabilidad.

“Ya no atrae la inversión alternativa”

P. Son conservadores, pero llegaron a tener mucho dinero en fondos de inversión libre (FIL)...
R. No son cosas contradictorias. Nos gusta proteger el patrimonio, por eso nuestros FIL invertían en depósitos de banco con la máxima calificación crediticia. Algunos dirían que eso no es gestión alternativa.

P. ¿Por qué se ha reducido tanto el patrimonio?
R. Estamos en un nuevo entorno, en el que la inversión alternativa ha perdido atractivo. Pudiendo invertir en el Family Business o el Vini Catena, con rentabilidades de dos dígitos, ¿para qué te vas a ir a la gestión alternativa y tener un 5%?