Entrega 30 millones de dólares por denunciar un fraude internacional

La SEC da a un chivato la mayor recompensa de la historia

Sede de la SEC en Washington.
Sede de la SEC en Washington.

La SEC, siglas en inglés de Securities and Exchange Commision, anunció hoy a través de un comunicado en su página web que ha pagado 30 millones de dólares a un informante que proporcionó información que dio lugar a una acción exitosa aplicación de la SEC. La recompensa en la más elevada pagada hasta la fecha por el programa de denunciantes del regulador del mercado estadounidense y el cuarto que se abona a un denunciante que vive en un país extranjero. 

"Este denunciante llegó a nosotros con información acerca de un tipo de fraude que habría sido muy difícil de detectar", dijo Andrew Ceresney, Director de la División de Cumplimiento de la SEC. "Este premio récord envía un fuerte mensaje acerca de nuestro compromiso con los denunciantes y el valor que aportan a la aplicación de la ley."

Sean McKessy, Jefe de la Oficina de denuncias de la SEC, agregó, "Este premio de más de 30 millones de dólares muestra la amplitud internacional de nuestro programa de denunciantes con el que utilizamos efectivamente información valiosa de cualquier persona y de cualquier lugar para llevar a los defraudadores ante la justicia. Denunciantes de todo el mundo deben sentirse igualmente incentivados a presentar información fidedigna sobre posibles violaciones de las leyes de valores de Estados Unidos ".

El programa de denunciantes de la SEC recompensa la información de alta calidad que se traduce en una acción con sanciones superiores a un millón de dólares. Las recompensas varian entre un 10 y un 30% sobre el dinero recaudado. El dinero que se paga a los denunciantes proviene de un fondo de protección de los inversores establecidos por el Congreso, sin costo para los contribuyentes o los inversores perjudicados. El fondo se financia a través de sanciones monetarias abonadas por los infractores la ley de valores de la SEC.

Por ley, la SEC protege la confidencialidad de los denunciantes y no revela información que podría revelar directa o indirectamente la identidad del denunciante. La recompensa récord anterior alcanzó la cifra de 14 millones de dólares y fue anunciada en octubre de 2103